Los Rockets piden repetir el partido contra San Antonio por la canasta anulada a Harden

El pasado derbi texano entre y dio lugar a una de las situaciones más dantescas que se recuerdan recientemente en la NBA. Con casi 8 minutos por jugarse y el marcador reflejando un 89-102 favorable a los de Houston, Jams Harden robó un balón, se plantó completamente solo en la canasta rival y finalizó con un mate. Hasta ahí todo normal, pero, tras entrar al aro, la bola se enganchó en la red y volvió a subir, dando lugar a una acción confusa en la que, a primera vista, podría parecer que el escolta había fallado el mate.

Vista una repetición, no obstante, la acción no puede ser más clara y resulta obvio que los dos puntos debieron subir al marcador, pero los árbitros optaron por no revisar la jugada y el electrónico no se movió. D’Antoni solicitó el coach challenge para tratar de no perder los dos puntos, pero según afirma la Liga no lo hizo en el periodo de 30 segundos que se da a los técnicos para pedir la revisión. Esto, que pudo quedar como una mera anécdota, acabó tornándose crucial cuando San Antonio remontó el choque y forzó la prórroga para acabar llevándose el triunfo, lo que ha hecho que los Rockets decidan acudir a los despachos.

Según Tim MacMahon, periodista de ESPN, la franquicia confiaba en que la NBA tomase acciones por su cuenta, pero en vista de que esto no iba a ocurrir han presentado una reclamación antes de que se cerrase el plazo de 48 horas habilitado para ello. Según alegan, la canasta debió subir al marcador, por lo que el resultado final del choque fue realmente de 115-117 a su favor, lo que habría hecho que no se disputase ninguna de las dos prórrogas y que la victoria hubiese caído de su lado.

Confían en repetir el final

Este argumento puede ser fácilmente desmontado, ya que cualquiera podría argumentar que, de haberse contado la canasta de Harden, la sucesión de hechos posterior no habría sido exactamente la que fue y que por tanto el resultado final es imposible de determinar. En Houston parecen ser conscientes de ello, por lo que, aunque parece que en un principio confiaban en que se les concediese la victoria de forma directa, su gran esperanza pasa ahora por repetir los 7 minutos y 50 segundos que faltaban por jugarse con el marcador reflejando el 89-104, es decir, dando por válida la acción.

El precedente al que se aferran es el duelo entre Heat y Haws del 19 de diciembre de 2007, en el que Shaquille O’Neal fue expulsado de forma incorrecta cuando faltaban 51,9 segundos por jugarse. Miami reclamó que se habían contado mal las faltas del pívot, y la NBA le dio la razón e hizo que se repitiese el final del choque el día 8 de marzo de 2008. La victoria volvió a ser para Atlanta, que se llevó por 111-117 el primer partido y por 111-114 el segundo, en el que, para dar un componente absurdo a la historia, O’Neal tampoco jugó ya que había sido traspasado a Phoenix.

En esta ocasión la historia es bien distinta, no solo porque quede mucho más tiempo por jugarse, sino porque el marcado está mucho menos apretado y la lógica invita a pensar que solo un milagro daría opciones a los Spurs de culminar una remontada como la que se dio en el encuentro original. La NBA se encuentra ante una situación de lo más compleja, pues si bien la canasta debió contarse, obligar a repetir el cierre del encuentro equivaldría prácticamente a conceder a Houston un triunfo que tiró por tierra cuando lo tenía en la mano.

¿Arruinando el partidazo de Walker?

Como curiosidad, que los últimos 7:50 volviesen a disputarse supondría que el mejor partido de la carrera de Lonney Walker IV habría sido en vano. El sophomore terminó con un career high de 28 puntos, 23 de los cuales llegaron tras la jugada en cuestión, lo que le convirtió en el gran artífice de la remontada y del triunfo de los de Popovich. Esta hazaña corre ahora riesgo de quedar en nada, ya que cuesta concebir que el escolta vuelva a vivir tal fogonazo de inspiración.

(Fotografía de portada: Matthew Stockman/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Marvin Bagley III afronta el tramo final de su recuperación

Zion Williamson no jugará los back to back cuando regrese

Siguiente