Los Rockets se imponen en el duelo tejano


Los Dallas Mavericks esperaban sumar su segunda victoria consecutiva después de haber vencido a los Indiana Pacers el día antes. Sin embargo los planes no salieron como querían. La victoria se quedó en el Toyota Center para los Houston Rockets por 109 a 87.

Los Mavs no pudieron seguir el ritmo de los Rockets en ningún momento. En el primer cuarto los de Houston ya iban 9 arriba y la distancia no dejó de crecer, algo que afectó negativamente a la moral del equipo de Mark Cuban. “Es muy duro cuando se tiene una noche como la anterior, cuando el equipo está unido y todo sale bien y 24 horas después volvemos al punto de partida”, declaró Harrison Barnes. El alero de los Mavericks admitió que es muy difícil ganar cuando se empieza un partido como lo hicieron ante los Rockets.

Sólo tres jugadores de Dallas terminaron con dobles dígitos en anotación. Wesley Mathews acabó con 26 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias. Harrison Barnes sumo 20 tantos, 4 rebotes y una asistencia y Dorian Finney-Smith finalizó el encuentro con 11 puntos y 4 rebotes.

Houston Rockets, sin distracciones

Los Rockets llevan una racha de victorias de seis partidos consecutivos, algo que no ocurría desde el inicio de la temporada 2014-15. Los tejanos venían de jugar la noche anterior ante los Thunder en Oklahoma City, pero eso no impidió que se hicieran con la victoria.

Hasta seis jugadores de los Rockets acabaron la noche con dobles dígitos. James Harden se quedó a las puertas del triple-doble con 18 puntos, 9 rebotes y 16 asistencias. Trevor Ariza, jugador fundamental en el tercer cuarto, terminó con 17 puntos y 7 rebotes. Patrick Beverley añadió 15 tantos y 7 rebotes y Clint Capela sumó otro doble-doble con 13 puntos y 10 rebotes.

Eric Gordon compareció ante los medios al acabar el encuentro y admitió que la química del equipo es genial. “Nunca hay un mal día, todo el mundo se lleva bien. No he estado en demasiados equipos donde todo el mundo, desde el entrenador hasta los jugadores tengan esta relación”, declaró el escolta que finalizó con 18 puntos y 3 asistencias.

Ariza se hace más importante

En el tercer cuarto del partido los Rockets vencían por 16 puntos y perdieron fuelle. Los Mavericks se aprovecharon de esto y pusieron la desventaja a nueve. “Estábamos aburridos, perdimos energía, pero Trevor hizo grandes tiros”, declaró Harden. Ariza anotó tres triples consecutivos que eliminaron cualquier posibilidad de remontada. Con estos lanzamientos desde el perímetro, el alero se convirtió en el cuarto máximo anotador de triples en la historia de los Rockets con 579. Por delante de él están Cuttino Mobley (672), Vernon Maxwell (730) y James Harden (869). “Se puso a la cabeza del equipo y nos lideró hacia el último cuarto”, dijo el base de los Rockets sobre Ariza.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.