Los Rockets vencen a los Wolves con 38 puntos de Harden y alcanzan a Memphis y Portland


Poco le importa a James Harden y sus secuaces que compañeros irremplazables como Dwight Howard, Terrence Jones o Patrick Beverley –tres titulares– sigan aplaudiendo desde la grada. La pasada madrugada Houston venció a los Timberwvoles –112-114– con 38 puntos de James Harden, su aportación más exagerada desde el inicio de temporada, y después de una prórroga.

Además, el escolta afinó al milímetro su puntería y llegó a un total de 11 de 17 en tiros de campo –con 3 de 5 en triples– y 13 de 15 desde la línea de personal. 6 asistencias y 4 rebotes redondearon aún más su ficha personal.

De hecho, Harden completó uno de sus mejores partidos este año. Líder pero también certero, atribución no siempre apreciable en el escolta.

Prórroga sin Harden

No ganó él solo, eso sí. Es más, no actuó en la prórroga por faltas personales, y fueron sus compañeros los que liquidaron el partido. Jason Terry terminó con 19 puntos y 6 asistencias; Trevor Ariza, 17 tantos, y Donatas Motiejunas, 13 y 8 rebotes.

El éxtasis final corrió a cargo del novato, Nick Johnson, que cerró las réplicas de Minnesota con una canasta a falta de menos de un segundo para el cierre del encuentro.

Segundos del Oeste

A falta de Howard y demás titulares, Harden conduce perfectamente la orquesta con Tarik Black y Motiejunas en la pintura, y Terry, que también ha captado la idea y se explaya en mayor medida, como base. Ariza y Motiejunas no son menos.

Sin levantar demasiado polvo, los Rockets llegaron a su tercera victoria consecutiva, la sexta en siete ocasiones, e igualaron a Memphis y Portland (15-4) en el segundo peldaño del Oeste, detrás de Golden State (16-2).

 


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.