Los San Antonio Spurs, mejores sin LaMarcus Aldridge


Los San Antonio Spurs han sido conocidos durante años por maximizar a sus jugadores y repartir los galones entre los veteranos del vestuario. Así fue durante la prolífica y dilatada etapa dorada de Tim Duncan, Tony Parker y Manu Ginóbili. En la actualidad, el testigo ha sido tomado por LaMarcus Aldridge y DeMar DeRozan, quienes han estado a las órdenes de Gregg Popovich desde 2015 y 2018, respectivamente.

Sin embargo, el romper la racha de 22 temporadas consecutivas jugando los playoffs ha desencadenado en un cambo que, tarde o temprano, debía darse. El young core ha comenzado a tomar las riendas del equipo y el oasis que suponía Texas para el mid-range se ha secado.

Así, la importancia de la que había sido la dupla estelar del equipo ha pasado a un segundo plano de un día para otro. Y, por primera vez, los viejos rockeros parecen no tener cabida en el juego. Si bien DeRozan sí ha sabido adaptarse a las nuevas vicisitudes de esta incipiente generación, a las pesadas piernas de Aldridge le está suponiendo un esfuerzo extra. De hecho, está firmando los peores números desde su temporada de novato: 14,4 puntos y 4,7 rebotes por encuentro.

El veterano ala-pívot está siendo víctima de la propia evolución del juego. La propia apertura de la cancha le ha empujado fuera de la pintura, donde era especialmente efectivo. Además, su tiro de media distancia se ha expandido y, por primera vez en su carrera, ve como el volumen de sus intentos desde el triple se dispara por encima del 20% (26,6%). Si combinamos sus intentos de larga distancia con aquellos desde más de cinco metros, nos encontramos con que un 61% de sus tiros se están realizando desde más allá de esta última distancia. Hasta entonces, esta cifra solo había superado el 40% en dos temporadas (2013-14 y 2019-20).

Sin embargo, su transición hacia la línea exterior no se ha traducido en réditos para su equipo. Aldridge está registrando el peor offensive rating de su carrera (98) mientras que los Spurs presentan un net rating de -14,0 con él en pista. De hecho, todos los quintetos —con al menos 15 minutos juntos— que cuentan con LaMarcus entre sus integrantes devuelven valores negativos. El quinteto que mejor ratio presenta en una muestra lo más amplia posible (52 minutos) está compuesto por Jakob Poeltl, Rudy Gay, Devin Vassell, Dejounte Murray y Patty Mills (+39,4).

Así, no es de extrañar que Popovich haya disminuido sus minutos en pista a favor de jóvenes como Keldon Johnson, Lonnie Walker IV, Derrick White o los previamente mencionados Murray o Poeltl. Los ajustes y el desarrollo de esta nueva columna vertebral funciona pues, de momento, los Spurs han conseguido dar guerra y actualmente son quintos de la Conferencia Este con un balance de ocho victorias y cinco derrotas.

(Fotografía de portada de Ronald Cortes/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.