Los San Antonio Spurs retiran el número 20 de Manu Ginóbili


Otra jornada emotiva en la NBA en pocos días. Si el martes los Heat retiraban la camiseta de su dos veces campeón de anillo, Chris Bosh, anoche le tocó el turno a Manu Ginóbili, quien vio para su siempre ya colgada en lo alto del AT&T Center su camiseta con el número 20 de los Spurs.

Fue una ceremonia muy intensa y preparada con mimo por la franquicia, que convirtió el duelo de San Antonio contra Cleveland en una fiesta en honor al argentino, en una velada coronada con la retirada de la camiseta de Ginóbili. Este acto tuvo lugar al final del choque, que ganaron los Spurs, pero los fastos en honor a Manu se desarrollaron antes, durante y después del duelo.

Himno argentino, Generación Dorada…

Antes de que se produjera el salto inicial entre los Spurs y los Cavaliers, y por primera vez en la historia de la NBA, se cantó el himno argentino, en la voz de la artista Michelle Leclercq. Luego, en el descanso, Alejandro Montecchia, Andrés Nocioni, Fabricio Oberto, Pablo Prigioni, Pepe Sánchez, Luis Scola y Gabriel Fernández, compañeros de Ginóbili en la selección argentina que ganó el oro en los Juegos de Atenas 2004 fueron los representantes de la Generación Dorada.

“Manu lideraba de muchas maneras. Hablando, o dando el ejemplo.”, apuntó Prigioni sobre la estrella de la albiceleste, que decidió colgar las botas el pasado mes de agosto tras una carrera internacional plagada de éxitos y cuatro anillos de la NBA con San Antonio.

El gran momento

Todo esto fueron aperitivos para el gran instante de la noche, la retirada de la camiseta con el número 20. Tras acabar el partido, sobre el parqué del AT&T Center se alienaron varias sillas a dos lados donde se sentaron los hijos y la mujer de Ginóbili, el propio jugador, Fabricio Oberto, Sean Elliott, Gregg Popovich, Tony Parker y Tim Duncan. Y empezó la fiesta final.

“No me hubiera convertido en el jugador en el que me convertí si no hubiera estado al lado tuyo, si no me hubieras enseñado a competir. ¿Cuántas superestrellas salen desde el banquillo? Tu humildad siempre nos sirvió de inspiración. Fue un honor jugar contigo”, le elogió Tony Parker.

“Sin Manu no habríamos ganado campeonatos. Por la forma en que se configuró el equipo, todos nos necesitábamos”, apuntó por su parte Popovich, quien se refirió a esos inicios de la década pasada, cuando Ginóbili llegó a la NBA y no era muy conocido en el equipo. “Le dije a Duncan que venía un jugador con unas condiciones espectaculares. Manu llegó, pero estaba lesionado del tobillo, no podía hacer mucho. Pero cuando una semana después volvió, Duncan me dijo: ‘¿y éste quién es?’.

“La Selección que ganó el oro olímpico fue uno de los equipos que mejor vi jugar en mi vida. Y yo era asistente en Estados Unidos, así que sé de lo que hablo”, apostilló Pop sobre aquel triunfo histórico en Atenas.

El cierre lo dio, claro, Manu Ginóbili con un lacrimógeno discurso, memorable ya. A ratos en inglés, a ratos en español, al jugador le costó que la voz no se le quebrara.

“Mis expectativas pasaban por hacer una buena carrera en Europa, quizás, con el equipo nacional, pero en un abrir y cerrar de ojos, terminó mi carrera, gané campeonatos y tengo a estas leyendas a mi lado, que admiro. Me gustaría darles un apretón de manos a cada uno de ustedes”, arrancó Manu, en declaraciones transcritas por el portal argentino Infobae.

Tras hablar de sus orígenes y de cómo se enamoró de su mujer, turno para los Spurs. “Tony (Parker), Tim (Duncan), ¿fueron 1.000 partidos? Con una mirada sabíamos qué íbamos a hacer. Estoy muy orgulloso de haberlos conocido y de haber jugado con ustedes. Mis favoritos, Patty (Mills), Thiago (Splitter), Boris Diaw. A los 40 años era difícil dejar mi casa, y ustedes se encargaron de mí.”

Y sobre Popovich. “Eres inteligente, generoso, sensible, pero de carácter fuerte. Aprecio lo que hiciste por mí y mi familia. Lo que aprendí de ti más importante que el baloncesto y eso no se puede medir”. El entrenador contestó golpeándose en el pecho.

Manu cerró con honores a sus padres, a esposa y a sus hijos. “Papá y mamá, donde estén. Gracias.” A su mujer, Marianela Oroño. “Gracias por aguantar mis obsesiones por más de veinte años. Voy a tardar 40 o 50 años en compensarte.”

“Gracias a todos, de verdad, por estar conmigo todo este tiempo. Os quiero.”

Ginóbili, una carrera histórica

Número 57 del Draft de 1999, fue campeón de la Euroliga en 2001 y dio el salto a la NBA en la 2002-03, en unos Spurs de donde no se movió hasta su retirada tras acabar la 2017-18. Ginóbili colgó las botas a los 41 años y con dieciséis temporadas a sus espaldas, donde acumuló 1.057 partidos de Temporada Regular y cuatro anillos de campeón de la NBA con San Antonio: 2003, 2005, 2007 y 2014.

Su número 20 es el noveno dorsal que retira al franquicia de San Antonio, que antes hizo lo propio con las camisetas de Johnny Morre (00), de Avery Johnson (6), de Bruce Bowen (12, que ahora usa LaMarcus Aldridge tras recibir el permiso del jugador), de James Silas (13), de Tim Duncan (21), de Sean Elliot (32), de George Gervin (44) y de David Robinson (50).

(Fotografía de portada: Ronald Cortes/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.