Los Sixers 2.0 se estrenan con victoria ante Denver

Con el mercado de traspasos concluido, anoche comenzaba una nueva fase de la temporada para los Philadelphia . Pese a que el núcleo del equipo se mantiene, Elton Brand llevó a cabo un intenso recambio de componentes con el fin de hacer a los suyos más competitivos, y, con solo 48 minutos de baloncesto, parece que las piezas funcionan. Los de Pensilvania se impusieron a los Denver por 117-110, y, pese a que aún están empezando a acoplarse, dejaron muestras de mucho potencial.

Aterrizaje sin turbulencias

Hasta cuatro de los recién llegados se estrenaron ayer con la camiseta de los 76ers. , único en hacerlo como titular, fue el que tuvo más presencia, aunque Brett Brown dio bastantes minutos también a , y , y todos estuvieron bastante correctos. Si bien ninguno tuvo un debut espectacular (como es normal), dieron las primeras muestras acerca de qué pueden aportar a la plantilla y cómo pueden hacer mejor al equipo.

Tobias, del que más se espera, no tardó en demostrar su capacidad para anotar desde fuera. De hecho, su primera canasta fue bastante significativa, pues la logró a través de un triple en catch and shoot tras asistencia de Ben Simmons, a quien, con su presencia, aspira a dejar más espacios en la zona. Harris estuvo menos en contacto con el balón de lo que acostumbraba en Los Ángeles, pero eso no le hizo perder efectividad y terminó con 14 puntos y 8 rebotes tras convertir 6 de sus 12 lanzamientos (2/3 en triples).

Los demás, por su parte fueron dejando detalles a cuentagotas en sus apariciones en la segunda unidad. Ennis exhibió sus dotes defensivas y su capacidad para anotar desde fuera (2/2 en triples), mientras que Marjanovic aprovechó su gran altura para hacer daño en la pintura en ausencia de Embiid. Scott fue posiblemente quien más gris estuvo, aunque aun así logro anotar su primera canasta como miembro de Philadelphia.

El gran olvidado

Quien más brilló, no obstante, no fue ninguno de los nuevos. Tampoco fueron Simmons, Embiid o Butler, con los que Tobias Harris aspira a conformar un temible ‘Big Four‘. Fue alguien de cuyo nivel muchos parecieron olvidarse tras las recientes llegadas, pero que, sin llamar la atención ni exigir demasiado, siempre cumple cuando se le requiere.

, con 34 puntos, ejerció de líder de los suyos justo cuando más parecía destinado a tener un rol secundario. El escolta dio todo un recital de lanzamientos, alcanzando dicha cifra con un 11/15 en tiros de campo y un estratosférico 6/7 desde el triple. Por momentos, los Nuggets parecían no poder hacer nada para impedir que el de Tennessee siguiese engordando sus números. De hecho, literalmente no podían.

El partidazo de Redick compensó el pobre desempeño en ataque de otros hombres más importantes. , pese a firmar una actuación colosal a nivel defensivo, se quedó en un 4/17 en tiros de campo, aunque eso no le impidió firmar un nuevo doble-doble tras alcanzar los 15 puntos y 12 rebotes. , por otro lado, se fue hasta los 22 tantos, aunque lo hizo tras acudir 14 veces a la línea de tiro libre, desde donde no falló ni un solo lanzamiento.

A tirones

En frente, los 76ers se encontraron a unos Nuggets que no tuvieron su mejor día. Los de Malone sufrieron para encontrar su ritmo, y muchos jugadores dieron la sensación de aparecer y desaparecer de forma intermitente durante el encuentro. Este fue el caso de, por ejemplo, , que pese a acabar con un nuevo triple-doble de 27 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias tuvo muchos problemas para entrar en partido y no apareció en el tramo decisivo.

Pero no fue el único caso. , tras una muy buena primera mitad, apenas aportó en la segunda; , inconsistente como de costumbre, tuvo una pequeña irrupción en la segunda parte pero se apagó a la hora de la verdad… Definitivamente, no era el día. Solo en los cinco minutos previos al descanso, en los que Denver endosó a los Sixers un parcial de 4-20 para compensar su mal inicio, se vio a unos Nuggets realmente intimidantes.

Junto a Nikola Jokic, destacaron los 23 puntos de , que volvió a no poder contar con Gary Harris, su habitual compañero en el backcourt.

(Fotografía de portada: Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

La NBA multará a New Orleans si sienta a Davis

Caris LeVert reaparece casi tres meses después de su lesión

Siguiente