Los Spurs fuerzan el séptimo partido a pesar del recital de Jokic

Ya tenemos el primer Game 7 de estos Playoffs. Spurs y Nuggets serán los protagonistas después de que los de Popovich se impusiesen por 120-103 al cuadro de Colorado y salvasen el primer match ball de la serie. El encuentro decisivo tendrá lugar a las 4:00 de la madrugada del sábado al domingo (hora peninsular española) y determinará cuál será el rival de los Portland Trail Blazers en las semifinales de la Conferencia Oeste.

Aunque el resultado pueda invitar a imaginar un triunfo plácido, lo cierto es que el choque se movió en distancias muy cortas durante la mayor parte del tiempo. Si bien fue San Antonio quien estuvo casi siempre por delante, nunca tuvo una ventaja que pareciese definitiva hasta la llegada del último cuarto, momento en que Denver colapsó y los locales no perdonaron en cuanto olieron sangre.

Seis minutos definitivos

Seis minutos. Eso fue lo que tardaron los Spurs en cambiar el ajustado 88-85 que lucía el marcador a finales del tercer periodo por el rotundo 110-89 de mediados del cuarto. Aprovechando el descanso de Jokic, los texanos arrancaron con mucha fuerza el último parcial, y ni siquiera la vuelta del serbio pudo revertir la situación con los locales ya desatados. En un abrir y cerrar de ojos, Denver había perdido un partido en el que estaba compitiendo de forma magnífica.

Uno de los hombres que más colaboró en este parcial fue LaMarcus Aldridge, que terminó el encuentro como máximo anotador de San Antonio tras irse hasta los 26 puntos, cifra que acompañó con 10 rebotes, 5 asistencias y ninguna pérdida. Quien también destacó fue DeMar DeRozan, que se rehizo de un inicio de partido bastante pobre y terminó con 25 tantos, 18 de ellos en la segunda mitad. De hecho, el ex de los Raptors se encargó de terminar de sepultar las opciones de los Nuggets con varios tiros de media distancia marca de la casa.

No obstante, la gran diferencia estuvo en la aportación de los banquillos. La segunda unidad de los Spurs, formada exclusivamente por Rudy Gay, Marco Belinelli y Patty Mills (jugaron más hombres, pero ya en los minutos de la basura), acabó siendo fundamental en el triunfo, no solo por imponerse al banquillo visitante por 36-13 sino por los momentos que eligió para aparecer. Primero, fueron ellos, el núcleo veterano del equipo, quienes evitaron que Denver se marchara con ventaja al descanso con una irrupción a finales del segundo cuarto, y finalmente colaboraron en el parcial que decidió el choque en la segunda mitad. El mejor de ellos fue Gay con 19 puntos.

Historia de los Nuggets

Con solo seis partidos de playoffs a sus espaldas, Nikola Jokic puede presumir ya de ser el máximo anotador de los Denver Nuggets en un partido de postemporada. El pívot terminó ayer con 43 puntos en su haber, superando la marca de 42 que compartían Carmelo Anthony y Alex English, este último por partida doble, y redondeó su histórica actuación con 12 rebotes y 9 asistencias. Sin embargo, su incidencia en el duelo trasciende la mera estadística.

Jokic fue creador y ejecutor de prácticamente todo lo que pasó en el ataque de los de Malone en el AT&T Center. Esto no resulta especialmente novedoso, pero anoche fue llevado a su máxima expresión en el que fue uno de los mejores partidos de la carrera del serbio, que dio un recital de lectura de situaciones y distribución de juego desde cabecera. Balón en sus manos, un par de bloqueos indirectos, un par de cortes, y que él decidiese cómo había que continuar la jugada, algo que hizo casi siempre con acierto y precisión. Su tercer cuarto es quizás uno de los mayores recitales de creación ofensiva que se han visto recientemente.

El resto, sin embargo, no estuvo tan a la altura. Jokic fue encontrando algunos socios en determinados momentos, como Gary Harris (14 puntos) en el primer cuarto, o Jamal Murray (16 tantos) en el tercero. No obstante, con la llegada del último parcial sus compañeros se apagaron, dejándole solo ante unos Spurs lanzados hacia el triunfo de manera irrefrenable. El colchón se ha acabado ya para los Nuggets, que no podrán permitirse otra desconexión el sábado si no quieren ver cómo su temporada acaba mucho antes de lo deseado.

(Fotografía de portada: Ronald Cortés/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional además de apoyar nuestra labor de forma directa.
NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.


Anterior

Fallece la leyenda de Boston John Havlicek a los 79 años

Sean Marks cree que el éxito de Brooklyn atraerá a los grandes agentes libres

Siguiente