Los Spurs ganan sin apuros a un Anthony Davis más humano


Una de las dos constantes vistas en los partidos de New Orleans esta temporada se rompió en San Antonio y, para desgracia de los Pelicans, fue la buena. Los Pelicans volvieron a caer, sufriendo su tercera derrota consecutiva, y esta vez Anthony Davis pareció un mortal más. El ala-pívot, tras promediar 47,5 puntos en sus dos primeros partidos de la temporada, se quedó en solo 18 quedándose lejos de poner en apuros a San Antonio. Pese al descanso de dos de sus veteranos, los hombres de Gregg Popovich se llevaron el triunfo por un contundente 98-79.

El molesto «back-to-back» que los Spurs iniciaron ante New Orleans, con visita este domingo a Miami sin apenas descanso, llevó a Popovich a reservar a Tony Parker y Manu Ginóbili. Y si bien ante otros equipos hubieran podido notar estas bajas, los Pelicans no fueron uno de ellos.

Prueba superada

Jugadores como Patty Mills (18 puntos como base titular), Jonathon Simmons (11 puntos) o incluso el argentino Nico Laprovíttola, quien acabó con 7 puntos, 4 rebotes y 4 asistencias en sus 22 minutos de juego, no desaprovecharon sus oportunidades.

El buen papel de los secundarios permitió a sus líderes actuales, Kawhi Leonard (20 puntos) y LaMarcus Aldridge (12), no cargarse de más minutos de los necesarios ante el inminente viaje a Florida. Por su parte, Pau Gasol tuvo sus mejores momentos de la recién nacida temporada en el primer cuarto, en el que anotó 7 de sus 9 puntos, para volver a su gris papel hasta el momento con San Antonio. No hizo falta mucho más para que San Antonio se convirtiera en uno de los dos equipos, junto a Cleveland, que ya presumen de un 3-0 en su casillero.

El erial de New Orleans

Mientras tanto, los Pelicans caen a un totalmente inverso 0-3, huérfano de un Anthony Davis de proporciones mitológicas que pudiera tapar las muchas carencias de su equipo. El ala-pívot no pasó de 18 puntos, con un 6/15 en tiros de campo, pagando en parte su titánico esfuerzo de la noche anterior ante Golden State.

E’Twaun Moore también aportó 18 puntos, pero sigue sin haber de dónde rascar en un bloque carente del talento necesario para ser competitivo en la NBA, al menos con Jrue Holiday y Tyreke Evans fuera de juego. Con Davis a un nivel humano, los Pelicans no salieron del pozo de la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.