Los Spurs humanizan a los Warriors


Se enfrentaban los dos mejores equipos de baloncesto del planeta y venció el conjunto que logró imponer su estilo. San Antonio consiguió derrotar a Golden State Warriors por 87 a 79 en el gran partido de la jornada del sábado.

Los Spurs supieron esta vez desarticular las grandes armas de su rival y darle valor a las suyas. Los locales aprovecharon el quinteto pequeño de los visitantes para decantar el choque desde el dominio reboteador —53 a 37 a favor de los tejanos─ y su superioridad en la pintura. Parte de esta táctica se tradujo en la suplencia de Tim Duncan, quien salió desde el banquillo por tercera vez en su carrera.

Por el lado de los Spurs destacaron un enorme LaMarcus Aldridge que se fue hasta los 26 puntos y 13 rebotes y otro gran partido de Kawhi Leonard con 18 puntos y 14 rebotes. Durante buena parte del choque, el AT&T Center al completo pidió el MVP para el alero. También destacó la gran labor de Boris Diaw al lograr 14 puntos como pívot.

Por los Warriors el más destacado fue Draymond Green, que rozó el triple-doble al sumar 11 puntos, 9 rebotes y 8 asistencias. Los máximos anotadores visitantes fueron Stephen Curry y Klay Thompson con 14 y 15 tantos respectivamente.

Baja eficacia desde la linea de tres

Una de las claves del poderío ofensivo de los Golden State radicó en su asombrosa capacidad de anotación desde más allá de la línea de triple, por lo que los locales cimentaron su victoria defendiendo ese aspecto de manera excepcional. Los tres máximos triplistas de los Warriors ─Green, Curry y Thompson─ se combinaron para firmar un desastroso 3 de 24 desde la larga distancia.

Los ‘Splash Brothers’, sin acierto

La mejor pareja ofensiva de la liga no tuvo su noche en el tiro, y se quedaron en unos porcentajes y anotaciones lejos de lo que suelen acostumbrar. Thompson firmó solamente 15 puntos tras anotar 7 de los 20 tiros que intentó, incluyendo un 1 de 7 en triples.

Curry, por su parte, no consiguió mostrar ese nivel estratosférico que le hace volar hacia su segundo MVP consecutivo y se quedó en 14 puntos tras anotar solo 1 de los 12 triples que intentó.  “Steph falló algunos tiros al principio que normalmente mete y nunca consiguió entrar en ritmo”, declaró Steve Kerr.

Curry y Thompson venían de realizar un gran partido en Dallas la noche anterior en el que anotaron 70 puntos entre ambos.

“Hemos aguantado hasta el final”, añadió Kerr. “No fue nuestra noche, los Spurs jugaron muy bien, merecen la victoria. Pero estoy realmente muy muy orgulloso de la forma en que hemos peleado esta noche. Fue impresionante”.

Los Spurs, exultantes

Los de San Antonio (59-10) consiguieron frenar a unos Warriors (62-7) que siguen liderando la Conferencia Oeste, pero recortan la diferencia entre ambos a tres partidos ─con dos duelos directos aún por disputarse─ y mantienen invicto su pabellón (35-0) tras superar el difícil reto que tenían.

Además, esta victoria les permite igualar a los Chicago Bulls de la temporada 95-96 con 44 victorias seguidas como local, la segunda mejor racha de la historia. Hay que recordar que ese récord permaneció inalcanzable durante 20 temporadas hasta que los propios Warriors lo batieron esta temporada.

Otra derrota en San Antonio

Los Warriors perdieron en San Antonio por 33ª ocasión consecutiva, la segunda peor racha de la historia de un equipo visitando a otro tras los 43 partidos que perdieron los Knicks en Los Ángeles ante los Lakers entre 1975 y 1992.

Golden State no ha ganado en temporada regular en el AT&T Center desde el 14 de febrero 1997.

Algunos apuntes de Golden State

Este tropiezo supone el primer partido que pierden los Warriors ante un equipo que marcha entre los cuatro primeros de cualquiera de las dos conferencias. Además, Golden State registró su anotación más baja del curso. Un dato revelador muestra que Golden State se han quedado por debajo de los 100 puntos en seis ocasiones esta campaña, y en 5 de ellas salieron derrotados.

No hay que dejar de recordar, que Steve Kerr no pudo contar con los lesionados Andrew Bogut y Andre Iguodala, dos piezas claves en la plantilla de los californianos.

Los Warriors aún tienen opciones de batir el récord de los Chicago Bulls de la temporada 1995-96 (72-10) si cierran la regular season con una marca de 11 victorias y 2 derrotas. Warriors y Spurs se volverán a enfrentar entre ellos el 7 de abril en Oakland y el 10 de abril en San Antonio.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.