Los Spurs recuperan la ventaja de campo y se ponen delante en la serie

92 – 102 (1-2)

Los Spurs siempre están ahí. Incluso cuando han perdido un encuentro en su cancha y parece que las cosas no van a ser tan cómodas como en la primera ronda, los de Gregg Popovich vuelven a sacar la cabeza. La victoria de esta madrugada, cual saco lleno de regalos, sirve para remarcar su autoridad, recuperar la ventaja de campo perdida y ponerse por delante en la serie.

La primera mitad de fue como para enmarcar, anotando 25 de sus 32 puntos y ayudando a que su equipo empezará a marcar el ritmo desde bien pronto. Tim Duncan, con otro doble-doble más a sus espaldas, se fue hasta los 23 tantos y 10 rebotes, mientras que Kawhi Leonard acabó con 15 puntos y 9 rebotes.

Nosotros hicimos nuestros tiros, y ellos no tuvieron una buena noche de cara a canasta“, explicaba Popovich, refiriéndose al 50,6% en tiros de campo que tuvo su equipo, por el 39,3% de los Warriors. “A veces, es tan simple como eso”.

La ventaja construida por los Spurs durante la primera mitad, tuvo su conato real de desmoronamiento en el último cuarto, cuando los Warriors se pusieron a un punto (78-79), pero los de San Antonio se hicieron cargo de la situación y empezaron a crear otra ventaja que, esta vez, sí sería completamente definitiva.

Por parte de Golden State, anotó 17 puntos y otros 16, a los que se sumó la ayuda de Carl Landry desde el banquillo con 14 tantos y 7 rebotes. Andrew Bogut agregó 11 puntos y cogió 12 rebotes.

“Ya comentamos, incluso después de ganar el Game 2, que esto iba a ser como una pelea de pesos pesados. Éste es un animal diferente y nosotros vamos en su contra. Tienen a cuatro futuros Hall of Famers entre sus filas. No van a rendirse”, explicaba el entrenador Mark Jackson al termino del encuentro.

Estadísticas obtenidas de ESPN Stats, Elias Sports Bureau, Basketball Reference y NBA.com





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.