Los Suns acaban con su mala racha como locales


No lograban una victoria desde el pasado 14 de noviembre

Los Phoenix Suns vencieron en su pabellón a los Minnesota Timberwolves por 109-125 rompiendo una racha de cinco derrotas seguidas en el Talking Stick Resort Arena.

En la noche que Kelly Oubre Jr. cumplía 24 años, el alero de los Suns pudo celebrarlo con un nuevo triunfo que les sitúa séptimos del Oeste empatados con Oklahoma City Thunder (11-12): “Es fácil perderse en el salseo cuando se trata de las emociones de un partido. Es mi cumpleaños. Quería ganar. Así que solo quería salir y obtener la victoria”.

Devin Booker lideró la ofensiva local con 26 puntos y 7 asistencias; seguido por el citado Oubre Jr. con 24 y por Dario Saric que también alcanzó la veintena de anotación. Por su parte, Ricky Rubio amasó 16 puntos, 14 asistencias y 4 rebotes, siendo su tercer partido seguido con al menos trece pases de canasta.

“Solo tienes que mantener los ojos abiertos porque el balón te va a llegar si estás abierto. Es solo un mago (Ricky). Puede hacer muchísimas cosas sobre una pista de baloncesto que, mirándole, no dirías que fuera capaz”, explicó Oubre Jr.

El alero completó un 8/15 en tiros de campo con un 2/6 en triples y un perfecto 6/6 desde la línea de personal; a los que agregó 4 rebotes y 1 tapón con un +16 con él en pista.

En los Minnesota Timberwolves, que acumulan cinco derrotas seguidas y pierden fuelle en el Oeste, Karl Anthony-Towns destacó con 33 puntos y 15 rebotes con un 8/15 en el lanzamiento. Por su parte, Andrew Wiggins agregó 23 tantos y el veterano Jeff Teague obtuvo 16.

“No ha sido un buen viaje en la carretera para nosotros”, admitió Ryan Sanders. “No ha sido un buen viaje fuera de casa en general. Tenemos que mejorar muchos aspectos al volver a casa. Tendremos desafíos, pero también oportunidades”, explicó.

La franquicia de Minneapolis ha caído lejos de su feudo ante Dallas, Oklahoma City, Los Angeles Lakers y en la pasada noche frente a los Suns. El próximo 12 de diciembre volverán a casa para enfrentarse a los Utah Jazz, que han perdido en seis de las últimas ocho jornadas.

Un tercer cuarto decisivo

Los Suns, que perdían al descanso por 64-61, tuvieron un destacado tercer periodo que les permitió darle la vuelta al electrónico. La defensa de Monty Williams se puso las pilas y dejó a su rival en únicamente 21 puntos de anotación.

“En realidad no cambiamos nada. Simplemente hicimos un esfuerzo concentrado para hacer las cosas mucho mejor”, dijo Williams.

Los de Arizona contaron con la vuelta de Aron Baynes, lesionado de la cadera y pantorrilla y que se había perdido nueve de las últimas diez jornadas. El pívot disputó 15 minutos con 12 puntos y 4 rebotes. Antes de su baja venía promediando 14,7 puntos y 5,7 rebotes por jornada.

(Fotografía de portada: Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.