Los Suns igualan la eliminatoria


Hay eliminatoria. Y una gran dosis de preocupación en uno de los dos bandos enfrentados. No tanto por el golpe asestado por los Phoenix Suns, quienes han puesto el 2-2 tras imponerse (100-92) a Los Angeles Lakers en un encuentro insípido, celebrado en el Staples Center. Sino porque los angelinos han sufrido una pérdida mucho mayor.

Anthony Davis, principal referente en los dos triunfos previos, tuvo que abandonar el duelo por una distensión muscular en la ingle. Peligra la eliminatoria y, con ella, el futuro en los playoffs de los vigentes campeones de la NBA. Las próximas horas serán vitales en lo que pueda deparar la serie.

No obstante, la velada había empezado con buen pie para los Lakers. Los Suns repitieron la fórmula que tan buen resultado les ha dado, incidiendo en la pintura con Deandre Ayton (14 puntos y 17 rebotes) ante un Andre Drummond que, partido a partido, va perdiendo más y más defensores.

En esta ocasión, Frank Vogel fue rápido sacando a pista a Marc Gasol (12 puntos, 8 rebotes, 3 asistencias y 3 tapones), quien equilibró la batalla en la zona, sumó en la creación y aportó una marcha más en defensa. A este rendimiento en la retaguardia se unió el acierto en el triple y las primeras ventajas a favor de los locales, con un LeBron James (25 puntos, 12 rebotes y 6 asistencias) muy activo que dejó dos bonitas jugadas de cara a la galería.

Poco a poco, Devin Booker (17 puntos) se fue entonando para desgranar la ventaja de once puntos que colocaron los angelinos. Estos no eran capaz de romper el encuentro pero tampoco se veían asfixiados ante el empuje de los Monty Williams. Sin embargo, un mal apoyo de Anthony Davis tras una penetración al final del segundo cuarto le obligaba a abandonar el encuentro. Minutos después se confirmaba el diagnóstico: lesión muscular y la serie en peligro.

Los Suns ya habían igualado la contienda pero esta ausencia les convenció por completo de que asaltar el Staples Center era posible. Mikal Bridges, Jae Crowder (17 puntos) y Cameron Payne comenzaron a bombardear el aro rival ante unos Lakers noqueados tras perder a su estrella interior.

Tres aciertos consecutivos de Chris Paul (18 puntos y 9 asistencias) rompieron la barrera psicológica de los diez puntos, mientras los Lakers, tocados, no eran capaces de amenazar la canasta rival, abusando de los aclarados y permitiendo las acometidas interiores de Ayton. Un equipo sin alma ni chispa que obligó a Frank Vogel a parar el partido.

El parón pareció surtir efecto y servir como punto de inflexión a aquellos jugadores con criterio. Entre LeBron, Marc y Caruso fueron recortando las distancias poco a poco, aunque el reloj ya se les echaba encima. Tres triples de Gasol, Schröder y Caruso, y un ‘2+1’ de LeBron sirvieron para meter el miedo en el cuerpo a los de Arizona. Los Lakers tuvieron la oportunidad de ponerse a cinco puntos a poco más de un minuto para el final. Sin embargo, la bandeja de Schröder se salió y, al contraataque, Crowder liquidó el sueño de la remontada con un triple desde la esquina.

En ese momento, ambos técnicos dieron el resultado por bueno, sentando a sus principales estrellas. Los Suns respiran después de perder los últimos dos encuentros y sufrir en sus propias carnes el terror de las lesiones tras el susto dado por el hombro de Chris Paul. Ahora, sin embargo, es en la ciudad de Los Angeles donde saltan las alarmas. La ausencia de Davis cambia por completo el enfoque de la eliminatoria. ¿Serán capaces de sobreponerse los angelinos o el mayor ímpetu de los Suns terminará imperando?

(Fotografía de portada de Sean M. Haffey/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.