Los Suns prolongan su buena racha ganando en Boston

La temporada 18-19 no se cansa de regalarnos historias de las de no creer. Los Phoenix , ese equipo al que parecía que podía definirse sin riesgo alguno como el único no competitivo del Oeste, sumaron anoche su cuarto triunfo consecutivo ni más ni menos que ante los Boston , a quienes derrotaron en el TD Garden por 103-111. Los de Arizona, que tenían un balance de 4-24 hace tan solo 8 días, han ganado en la última semana tantos partidos como en los anteriores dos meses. De locos, sí.

Esta victoria cobra aún más valor por haberse producido en Boston y ante unos Celtics aparentemente recuperados. No es que el Garden haya sido un bastión inexpugnable este curso (Knicks, Magic y Jazz ya habían ganado allí) pero hacía ya casi un mes que nadie lograba robarle un triunfo al cuadro de Stevens en su casa. Además, tras su racha de 8 triunfos seguidos, los de Massachusetts parecían haber alcanzado por fin el nivel que se esperaba de ellos, lo que refuerza el logro de Kokoskov y sus pupilos.

Booker: regreso triunfal

De esta racha de cuatro victorias, las tres últimas han coincidido con la vuelta a las pistas de , que no pudo elegir mejor momento para dejar atrás sus problemas en el tendón. El escolta ha regresado a un excelente nivel, y anoche lo corroboró firmando 25 puntos, 8 asistencias y 5 rebotes.

Booker encontró un importante apoyo en las otras dos grandes piezas del quinteto de Phoenix: y . El rookie firmó uno de sus mejores partidos de la temporada tras conseguir 23 puntos y 18 rebotes (igualando su máximo personal), mientras que el alero alcanzó los 21 tantos pese a tener una noche desacertada en sus lanzamientos. Fue también crucial la aportación de , que en su primer partido con la camiseta de los Suns convirtió 13 puntos, incluido el triple que cerró el partido en el minuto final. 

Escalada interrumpida

En los Celtics, los 29 puntos y 10 asistencias de fueron insuficientes para volver a la senda de la victoria tras la derrota del sábado en Detroit. Boston había recortado la diferencia con la zona alta con una sensacional racha de victorias, pero ahora que se encontraba en disposición de culminar la machada ha vuelto a las andadas. El viernes los de Stevens disputarán un partido crucial ante los Milwaukee Bucks, que pondrán a prueba tanto su mejoría baloncestística como su escalada clasificatoria.

Al margen de la derrota, hubo otra mala noticia para los locales en forma de lesión de . El australiano sufrió un fractura en su mano izquierda cuando solo se habían disputado 2 minutos de partido, debilitando aún más un juego interior ya bastante mermado. Desde luego, la mala suerte con las lesiones no está ayudando a los Celtics a mantener la buena racha de resultados de la que presumían hace no muchos días.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Rockets establecen un nuevo récord histórico de triples en la NBA con 26 aciertos

Séptimo triunfo consecutivo de Brooklyn con 27 puntos de Dinwiddie

Siguiente