Los Suns siguen a lo suyo y vuelven a obtener un triunfo de prestigio


Philadelphia, Los Angeles Clippers, los Warriors, por mucho que sean estos Warriors, y ahora también los Nets. Equipos de postín en la NBA que han pasado por las garras de unos Suns a los que el curso de la temporada colocará más arriba o más abajo pero que han iniciado la campaña con una ilusión como no se recordaba recientemente en Arizona.

Anoche, sexta victoria para los Suns, balance de 6-3, puestos de playoffs para los de Monty Williams, que vive su especial redención, resurrección o vuelta a la vida deportiva en los banquillos, llámenlo como quieran. Pero se lo merece.

Delante tenían los locales a unos Nets que marcaron el mes de julio, pero el verano queda lejos, la vida no es la misma cuando se pinta y dibuja que cuando se ejecuta. Sin Kevin Durant, que ya se sabía, Kyrie Irving, el otro bombazo estival, debe navegar a veces solo en territorio todavía por trabajar. Anoche, 138-112  para Phoenix, que amasó una máxima ventaja de 30 puntos, que no concedió nada a su rival y que demostró que tiene en Ricky Rubio el base maduro que necesitaba este proyecto todavía por construir. Rubio, en su momento más sólido, eficiente y tenaz desde que es profesional, parece haber hallado la regularidad olvidada en otros cursos. En julio parecía que llegaba a una franquicia a perder duelos. Ahora, el récord es positivo y aunque es muy pronto, quizá los puestos de post temporada de la parte media de la tabla del Oeste puedan ser un anhelo lógico para los Suns.

Ricky y Booker

Al lado del base de El Masnou, Devin Booker vive más feliz, más liberado. Anotó 27 puntos, por 22 de un Rubio (10/16 en tiros de campo) que además añadió 12 asistencias y que por momentos, sobre todo en la segunda parte, hizo lo que le vino en gana, con penetraciones cómodas a canasta. Muy sencillo todo, por momentos.

¿Y los Nets?

Kyrie Irving, su estrella, 15 puntos, máximo anotador de los titulares. Poca cosa, en general. Respondieron desde el banquillo, al menos estadísticamente, Spencer Dinwiddie, 18 tantos, y De Andre Jordan, 16 unidades y 12 rebotes. Pero estos Nets, octavos del Este y balance 4-5 viven con el mismo récord que los Cavaliers, séptimos y con muchísimas menos pretensiones que los de Brookyln. Queda mucho, apenas estamos en los inicios de noviembre, pero ya hay datos ilustrativos. En un bando y en otro.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.