Los Thunder suman su primer triunfo a costa de los Suns

A la quinta fue la vencida. Los Oklahoma City estrenaron por fin su casillero de victorias tras derrotar a los Phoenix por 117-110, poniendo fin a la racha de cuatro derrotas consecutivas y abandonando el último puesto de la Conferencia Oeste. Dicha posición es ahora ocupada precisamente por el cuadro de Arizona, único equipo con balance de 1-5.

Russel Westbrook y , con 23 puntos cada uno, se encargaron de liderar a OKC en la faceta anotadora. No obstante, ninguno de ellos trató de ser extremadamente protagonista en este aspecto, y de hecho fue el encuentro en el que menos lanzamientos intentó cada uno en lo que va temporada: el ex de los Pacers se quedó en un 9/15, mientras que el base, que no había bajado de la veintena en sus choques anteriores, intentó tan solo 13 tiros.

Además de ellos, aprovechó la oportunidad que le ofrecía la baja de Steven Adams para firmar su primer doble-doble de la temporada al alcanzar los 20 puntos y 15 rebotes. Fue el mejor partido del pívot en muchísimo tiempo, pues no llegaba a los 20 tantos desde febrero de 2016, y necesitaba un encuentro como este para volver a recuperar sensaciones y confianza.

En los Suns, Elie Okobo y , ambos con 18 puntos, fueron los máximos anotadores. El base firmó así el mejor registro de su corta carrera, y empieza a reclamar un rol más protagonista ante el vacío con el que cuenta Kokoskov en dicha posición. Por su parte, logró su cuarto doble-doble en seis partidos con 16 tantos y 11 capturas, mientras que Devin Booker, jugador estrella del equipo, se perdió su segundo choque consecutivo debido a sus molestias en el tendón.

Triunfo obligatorio

Tras la dramática derrota ante los Celtics del pasado jueves, no era ajena a los jugadores de los Thunder la idea de que la primera victoria no podía tardar más en llegar. Un 0-5 tras ser derrotados en casa por un equipo muy inferior habría rozado ya la hecatombe, situación que los de Billy Donovan evitaron con un encuentro realmente sólido.

Los de Oklahoma fueron superiores en todo momento, y, tras la ventaja que abrieron al cerrar el primer cuarto con un parcial de 16-3, jamás soltaron el mando del partido. De hecho, no hicieron más que aumentar la diferencia, que llegó a ser de 26 puntos al principio del último periodo. Phoenix no pudo hacer más que maquillar el resultado en los compases finales.

Sin embargo, esta sensación de urgencia no desaparece con el primer triunfo. El Oeste no espera, y si los Thunder quieren salir del pozo necesitan ir acumulando victorias ya, y no solamente ante equipos de menor nivel. El choque del lunes ante los Clippers pondrá a prueba la recuperación de OKC, a quien de poco le habrá servido ganar a Phoenix si es incapaz de hacerlo ante rivales directos.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Discreta velada de Ricky, pero victoria sobre los Mavericks de Doncic

DeMarcus Cousins pidió disculpas a Steve Kerr tras ser expulsado

Siguiente