Los Thunder tampoco pueden con Golden State

¿Se puede decir aquello de “que pase el siguiente” con Golden State? Tras vencer a Oklahoma City por 116–108, los ya han vencido a todos sus máximos rivales por el título de una forma o de otra.

El actual campeón de la NBA sumó anoche su novena victoria consecutiva —mejor racha actual en la liga— para colocarse con una marca de 46–4, igualando el récord histórico de Philaldelphia 76ers de 1966–67 para el mejor arranque tras 50 partidos.

Además, ya son 41 victorias seguidas en el Oracle Arena para los Warriors, en ritmo de superar las 44 que estableció Chicago Bulls entre 1995 y 1996 en el United Center como récord absoluto de la competición.

El banquillo al rescate

En una noche en la que los tres jugadores más destacados de Golden State estuvieron por debajo de su nivel en cuanto a acierto en el tiro, obtuvo grandes resultados de sus suplentes liderados por , y Marrese Speights.

terminó con 26 puntos y solo un triple convertido, pero anotó o asistió en todas las jugadas finales de su equipo que propiciaron un parcial de 12–4 que decidió el partido tras llegarse a los últimos minutos con empate a 104. logró 19 puntos y 18.

Kerr estuvo complacido de que su equipo “tuviera que pasar por un partido así” ya que hacía tiempo “que no tenían que conseguir buenas defensas y ser sólidos en ataque” en los últimos minutos con resultados apretados.

Los Thunder, sin miedo

“No estamos asustados por ninguno de estos dos equipos”, dijo sobre Warriors (46–4) y Spurs (42–8), los dos equipos que les preceden en la clasificación en la Conferencia Oeste. “Vamos a hacer nuestro juego. Nadie en este vestuario está asustado”.

Durant fue el máximo anotador del choque con 40 puntos y 14 rebotes, mientras que firmó 27 puntos y 12 asistencias.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Vince Carter no piensa en la retirada

Cleveland vuelve a la senda victoriosa

Siguiente