Los Thunder vuelven a ganar sin Westbrook, esta vez a Houston


Los Oklahoma City Thunder sumaron su séptima victoria consecutiva y son ya el equipo más en forma de la NBA. Los de Billy Donovan lograron el triunfo tras imponerse por 98-80 a los Houston Rockets, que echaron por tierra la imagen de mejoría de sus últimos encuentros tras ser barridos prácticamente de principio a fin. Como agravantes, los de D’Antoni se enfrentaban a unos Thunder en back to back y que no contaban con su jugador estrella: Russell Westbrook.

En ausencia del base, Paul George se encargó de liderar a los suyos con 23 puntos, 11 rebotes y 6 robos, y estuvo bien acompañado por Steven Adams, que fue posiblemente el jugador más diferencial. El pívot acabó el choque con 19 tantos y 10 capturas (6 de ellas en el aro de los Rockets), y su superioridad física le convirtió en un tormento continuo para los texanos, algo que Oklahoma explotó buscando continuamente meterle balones al poste. Destacaron también Dennis Schröder, que acabó con 14 puntos, 6 rebotes y 5 asistencias, y Terrance Ferguson, que jugó su mejor partido de la temporada tras finalizar con 14 tantos, incluidos cuatro triples.

En Houston, por el contrario, resulta incluso difícil encontrar actuaciones positivas. James Harden fue el máximo anotador, pero lo hizo convirtiendo 19 puntos (una cifra relativamente baja para alguien de su nivel) y con un 7/19 en tiro, mientras que Clint Capela, pese a sumar 17 tantos y 7 rebotes, perdió por completo la batalla del juego interior. Quizás quien más cumplió dentro de su rol fue P.J. Tucker que convirtió 13 puntos en solo 6 lanzamientos a canasta y tuvo que lidiar con Steven Adams en defensa en más de una ocasión.

Desastre ofensivo

Hay que remontarse en el tiempo para encontrar un partido de los Rockets con cifras de anotación tan bajas. Los 80 puntos conseguidos por los texanos son su peor marca desde el 11 de mayo de 2017, día en que disputaron el sexto y último partido de las semifinales de conferencia frente a los San Antonio Spurs. Resulta incluso simbólico el hecho de que aquel fuera el último partido del equipo antes de la llegada de Chris Paul.

Paul se quedó ayer en 10 puntos, aunque afirmó estar sufriendo molestias en su codo derecho que justifican en parte su mal estado de forma. No tan justificada parece la actuación de Carmelo Anthony, que firmó un partido desastroso desde todos los puntos de vista en el que solo fue capaz de anotar 2 puntos en sus 11 lanzamientos. Para más inri, el alero no pudo ni siquiera convertir el tiro que supuso su única canasta, pues este subió al marcador debido a Nerlens Noel realizó un tapón ilegal.

Esta derrota corta la racha de tres victorias de Houston, que parecía haber levantado cabeza durante su gira por el Este. Las semanas van pasando, pero los de D’Antoni, al contrario que los Thunder, no terminan espantar los fantasmas de su mal inicio y siguen metidos en el vagón de cola de la conferencia. Por mucho margen de crecimiento que tengan, cada vez parece más difícil que puedan alcanzar el nivel al que llegaron la temporada pasada.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.