Los Warriors espabilan y barren a los Clippers en Los Angeles

Esta vez no hubo concesiones. Dijo tras el 1-1 contra los , que fue la mayor remontada de la historia de los playoffs, que a los ceder una ventaja de 31 puntos y caer en casa les podría venir bien, que estaban enfadados. Toque de atención o no, Golden State se plantó anoche en Los Angeles y a las primeras de cambio solucionó el desaguisado que habían preparado el lunes. Clara victoria de los pupilos de Steve Kerr, sin concesiones esta vez ante los Clippers. Y 2-1 en la serie. Los espabilaron (105-132).

Durant dirige las operaciones

En ningún instante estuvieron por delante los Clippers, que llegaron a acumular una desventaja de 36 puntos. Si ya fue épico volver de una diferencia de 31 puntos, lo tendría que ser más recuperase de 36 puntos abajo. No hubo historia. Desde el inicio, cada canasta de los locales era contestada con el doble por parte de los Warriors. Así es muy difícil, cuando los actuales campeones se ponen a ello y no se relajan, todo se convierte en más turbio para los rivales.

, 38 puntos y 27 de ellos al descanso, fue el mejor de unos Warriors que ya barrían en el primer cuarto (24-41) y que con 52-73 tenían media faena hecha al descanso. Aunque claro, la misma situación se dio el lunes y luego, ya saben. Esta vez no. Golden State no quiso sobresaltos de ningún tipo y no bajó el pistón a la vuelta de los vestuarios. En los 12 minutos siguientes le asestó a los de otro jugoso parcial de 24-36 y dejó, ya sí, todo visto para sentencia (76-109). La batalla Kevin Durant-Patrick Beverley tuvo como ganador al MVP de las dos últimas Finales.

Las concesiones las hicieron los Warriors en el cuarto final, que cedieron, pero cuando ya no importaba. Además de Durant, Stephen Curry, 21 puntos y 4/6 en triples, Draymond Green, 8 puntos, 6 rebotes y 10 asistencias y Andrew Bogut, 8 puntos, 14 rebotes, 5 asistencias, 1 tapón y 1 robo, solidificaron el triunfo visitante. El pívot australiano jugó 25 minutos e hizo que no se echara en falta a DeMarcus Cousins.

En los Clippers, Ivica Zubac, 18 puntos y 15 rebotes, y los suplentes habituales, Montrezl Harrell, 15 tantos, y Lou Williams, 16 puntos, los más notables de unos Clippers que registraron un discreto 35//94 en tiros de campo, bagaje malo en el triple: 7/32. El cuarto duelo, el domingo, también en Los Angeles, con los Warriors dispuestos a colocar el 3-1 y sentenciar en casa y los angelinos firmes para continuar dando batalla e intentar el milagro de volver a Oakland con 2-2. Porque en la forma en la que está Golden State, ganarle un partido si juegan al 100% es algo muy complicado .

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Los 76ers, sin Embiid, ganan en Brooklyn y se adelantan en la serie

Derrick White se consagra y pone por delante a los Spurs

Siguiente