Los Warriors esperan tener su rotación completa para segunda ronda

Los jugadores de Golden State saben que volverá a jugar este martes en casa para abrir la segunda ronda. Su rival, eso sí, es todavía desconocido. Con Clippers y Jazz jugándose a un partido ser el próximo rival del vigente finalista NBA, los han aprovechado su semana de descanso tras barrer a Portland para entrenar y, en algunos casos, para recuperar la salud. El equipo californiano espera que su rotación habitual vuelva a estar al completo, ya sea teniendo delante a Chris Paul o a Gordon Hayward.

La mejor noticia es que , tras haber jugado minutos limitados en el cuarto y último partido de la serie ante los Blazers, estará plenamente recuperardo el martes y listo para jugar sin restricciones. El alero titular de Golden State fue baja durante dos partidos por culpa de una distensión de gemelo. La escasa resistencia ofrecida por Portland convenció a la franquicia de no forzarle más de la cuenta.

Banquillo reforzado

Además, los Warriors podrían tener por primera vez en estos playoffs a dos veteranos importantes en su segunda unidad: y . El alero, quien sufrió un esguince de tobillo el 8 de abril, ha estado ausente desde entonces. Según los Warriors, su regreso no está descartado para abrir la serie, aunque sigue siendo oficialmente duda. Barnes sería especialmente importante en un duelo contra Utah, ejerciendo como especialista defensivo ante jugadores de perímetro de la importancia de Gordon Hayward o Joe Johnson.

Por su parte, la posibilidad de que Shaun Livingston vuelva a jugar es más cercana. El base se perdió al completo los tres últimos partidos contra Portland por un esguince en un dedo de su mano derecha. De cara al primer partido de semifinales del Oeste, su presencia es oficialmente probable, por lo que hay optimismo sobre su regreso. Un Livingston sano ofrecería minutos de calidad como reserva de Stephen Curry y experiencia sobrada tras haber alcanzado las Finales de 2015 y 2016.

El enigma Kerr

De quien no ha habido novedades es sobre Steve Kerr. El entrenador solo pudo dirigir los dos primeros partidos de la serie por sus serios problemas de espalda, dejando el mando durante sus partidos a su asistente Mike Brown. A dos días de la segunda ronda, Kerr ha aparecido en las instalaciones de los Warriors para reunirse con su cuerpo técnico, pero sin llevar el control de los entrenamientos. Salvo sorpresa, seguirá siendo Brown quien se siente en la silla de entrenador jefe para abrir la serie contra su próximo rival, sean los Clippers o los Jazz.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Luis Scola no espera volver a jugar en la NBA

Lonzo Ball rechaza participar en el Draft Combine

Siguiente