Los Warriors golpean primero a New Orleans Pelicans

Los Warriors han recordado a los Pelicans quiénes son en el primer partido de Semifinales de Conferencia de estos playoffs. No es lo mismo la temporada regular que la postemporada, ni la primera ronda que la segunda. Cuando Golden State juega bien al baloncesto es complicado salir de su cancha con una victoria.

El resultado final de este primer duelo fue 123-101. Un parcial de 25-2 a favor de los de Steve Kerr en el segundo cuarto les proporcionó una ventaja que ya no perderían a lo largo de todo el encuentro. Golpearon pronto y golpearon fuerte.

Los Pelicans no consiguieron mantener el fantástico nivel que mostraron a lo largo de la primera ronda contra los Blazers. Anthony Davis consiguió un doble-doble con 21 puntos y 10 rebotes pero no protagonizó una actuación diferencial como en sus anteriores partidos de playoffs. De hecho, es su marca más baja en puntos y rebotes en postemporada. Por otro lado, es justo reconocer que nos tenía acostumbrados a verdaderas barbaridades. Ese nivel no puede ser sostenible. Es demasiado.

Holiday se quedó lejos también de las impresiones que había dejado en la primera ronda. Le costó encontrar su ritmo durante todo el partido y no estuvo acertado en el lanzamiento. Rajon Rondo estuvo cerca del triple-doble pero también tuvo problemas en el tiro. Para ganar a los Warriors hay que meter muchos puntos y necesitan afinar un poco esa puntería para las próximas noches.

Sin Curry, pero con mucho talento

Golden State supone demasiadas amenazas. Y eso que no cuentan todavía con el dos veces MVP de la NBA, Stephen Curry. Alvin Gentry, técnico de los Pelicans, no quiso perder la oportunidad de recordad la cantidad de talento con la que cuenta su rival en esta serie: “Steph es muy bueno, dos veces MVP. Pero chicos, ellos son muy buenos igualmente sin él. Ya lo han demostrado. Acaban de ganar una eliminatoria contra los Spurs sin él”, afirmó.

No estaba Curry, pero estaba Draymond Green. Un tipo sin el que los Warriors no serían los Warriors. Su versatilidad es la que hace posible el sistema y su impacto en ataque y defensa cambia partidos. Un jugador creado para ser letal en el baloncesto actual.

Green firmó un triple-doble con 16 puntos, 15 rebotes y 11 asistencias. Es el cuarto de su carrera en playoffs.

Además, habría que sumar tres robos y dos tapones que sólo muestran una parte de su trabajo en defensa. Gran noche de Draymond para abrir la serie con contundencia.

Y luego están Kevin Durant y Klay Thompson, dos anotadores que rara vez fallan en su tarea de sumar puntos para su equipo. Entre los dos alcanzaron 53 puntos, con porcentajes superiores al 45 por ciento. Una verdadera pesadilla para la defensa.

Esto ha sido sólo el primer partido. Los Pelicans aún tienen margen para sacar una mejor versión de sí mismos y tratar de plantar cara a los actuales campeones de la NBA. No es tarea fácil, ni mucho menos, pero cuentan con el punto a favor de tener en su bando a una auténtica bestia del baloncesto como es Anthony Davis.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Ricky Rubio, baja durante 10 días

Los Celtics ya están en Semifinales de Conferencia

Siguiente