Los Warriors humillan a Cleveland


Se esperaba con ansia el segundo partido de la temporada entre Golden State y Cleveland, pero el encuentro no estuvo a la altura de las expectativas, al menos por parte del equipo local.

Los Warriors hicieron una declaración de intenciones al destrozar a los Cavs por 98–132, un serio correctivo que podría afectar mentalmente al conjunto de Ohio durante el futuro inmediato.

Una paliza sin miramientos

Golden State se fue al descanso con 30 puntos de ventaja, una cifra que llegó a aumentar hasta los 43 puntos durante el tercer cuarto y que solo fue maquillada en los minutos finales del partido, si es que es posible maquillar una derrota así.

Nunca antes había jugado LeBron James un partido en el que su rival tuviera tanta ventaja en el marcador, además de sufrir la peor derrota en casa de su carrera y de acumular el peor dato personal de la estadística +/- con un -35. “Han hecho lo que han querido”, reconoció la estrella de los Cavs, que se quedó en solo 16 puntos.

Es difícil tratar de salvar la actuación de alguno de los jugadores de Cleveland. Kyrie Irving se quedó en 8 puntos con 3 de 11 en tiros y Kevin Love apenas pudo aportar 3 puntos.

Los Cavaliers evitaron por poco sufrir la peor derrota de la historia de la franquicia en casa; en 2012 Chicago ganó en el Quicken Loans Arena por 39 puntos de diferencia.

Protagonista Curry

Las palabras de Stephen Curry antes del partido en las que dijo que esperaba que su vestuario oliera aún a champán tras el triunfo logrado durante las pasadas Finales de junio no sentaron bien en Cleveland. Sin embargo los de David Blatt no fueron capaces de canalizar una contestación en la pista y el actual MVP dominó a su antojo.

Curry encestó siete triples y terminó con 35 puntos en tres cuartos, a los que añadió 5 rebotes, 4 asistencias y 3 robos. Andre Iguodala llegó hasta los 20 puntos y Draymond Green aportó 16 puntos, 10 asistencias y 7 rebotes. El cuarto periodo sirvió para que todos los titulares de los campeones descansasen y disfrutasen del triunfo desde el banquillo.

Empujón de LeBron y expulsión de Smith

Molestos por las palabras de Curry y frustrados por su juego durante el partido, los jugadores de los Cavs dejaron dos muestras del estado mental en el que se encontraban durante el encuentro.

Primero LeBron llegó a empujar y tirar a Curry al suelo en una acción ofensiva que fue castigada con falta en ataque.

https://vine.co/v/iOLqv7D5HnJ

Más tarde, con el partido ya sentenciado, J.R. Smith embistió a Harrison Barnes, lo que le valió la expulsión inmediata.

https://vine.co/v/iOLTMMvrb1j

Malos resultados contra la élite

Decíamos al principio que este resultado puede pasar factura a Cleveland, pero no es solo la dura derrota contra Golden State lo que permanecerá en las mentes de los jugadores.

A pesar de que los Cavs son los favoritos para llegar a las Finales de la NBA un año más, su balance contra los dos mejores equipos del Oeste —Warriors y Spurs— es de 0–3.

“No hemos jugado bien contra los mejores equipos. Lo de esta noche es un buen ejemplo de lo lejos que debemos llegar para ganar un campeonato”, explicó James.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.