Los Warriors pierden en Chicago su segundo partido consecutivo

Ver a un equipo perder dos partidos consecutivos, en una liga tan larga y competida como la NBA, no es algo extraordinario. Los actuales, pero, son otra cosa. Por primera vez desde abril de 2015, el equipo de Steve Kerr sufrió dos derrotas seguidas en temporada regular, tras caer en Chicago por 94-87. La falta de acierto de y hizo más dolorosa la ausencia del lesionado Kevin Durant.

Sin pólvora


Los “Splash Brothers“, la mejor pareja de tiradores de la historia, se combinó para un 3/22 en triples. Un espanto ofensivo que, sin Durant como contrapunto, se contagió al resto de compañeros, con un 38,6% de acierto en tiros de campo que fue claramente el peor de la temporada. Solo un buen inicio defensivo de partido y la falta de pegada del banquillo de Chicago mantuvo hasta a los Warriors por delante durante casi toda la mitad, pero sin permitirles la escapada.

Los , con Jimmy Butler de nuevo importante a ambos lados de la cancha (22 puntos, 6 asistencias, 5 robos y 4 robos), encontró una ayuda extra en , ascendido al cinco inicial tras el traspaso de Taj Gibson a Oklahoma City. El ala-pívot firmó uno de sus mejores partidos en la NBA con 17 puntos  y 13 rebotes. Entre Butler, Portis y las esporádicas apariciones de Dwyane Wade (12 puntos), los mantuvieron la igualdad, empezando a creer en la victoria en la segunda mitad.

La magia de la televisión


El último cuarto fue un espanto para los ojos, con ningún equipo acercándose al 30% de acierto en tiros de campo. En ese contexto, el menos malo fue Chicago, aprovechando el 0/11 en triples (0/9 entre Curry y Thompson) con el que los Warriors cerraron el partido. Y fue precisamente un tiro desde fuera del arco de Paul Zipser que acabaría entrando el que sería decisivo ante la nulidad ofensiva de Golden State, con dos partidos más por delante en una gira del Este cada vez más trágica.

De paso, fue la continuidad de una racha sin especial explicación. Los Bulls acumulan ya 18 victorias consecutivas como local en partidos televisados por el canal estadounidense TNT, donde habitualmente se retransmiten los partidos más atractivos de la semana. En una franquicia cuya inconsistencia ha sido marca registrada en los últimos años, su inesperada ancla está siendo este tipo de partidos. El de este jueves le hizo alcanzar a Indiana en el sexto puesto del Este, con un balance de 31-30.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Lou Williams, un francotirador moldeado por Iverson

Derrick Rose, frustrado con el triángulo ofensivo de Phil Jackson

Siguiente