Los Warriors sellan el 4-1 y se meten en las semifinales del Oeste

Finalmente la lógica se impuso. Poco margen para la sorpresa había en la serie entre los y los . Lo del domingo, la victoria de San Antonio en su feudo para colocar el 3-1 en contra y evitar la barrida fue eso, una heroica reacción ante las circunstancias, un pequeño premio para una afición que ha sufrido mucho este curso, un regalo a un Gregg Popovich que acaba de perder a su mujer.

Sin embargo, en el quinto encuentro de la eliminatoria, con la serie de vuelta a Oakland, los Warriors no dejaron más margen para nada. Ganaron en el duelo que cerraba la jornada de martes (99-91), pusieron el 4-1 en la ronda y se clasificaron para las semifinales de Oeste, donde se medirán a los Pelicans, que esperaban rival desde el sábado tras barrer a los Blazers (4-0).

Los Warriors, por la vía rápida

Perder este martes habría supuesto para Golden State un peligroso 3-2 en contra y otro viaje a San Antonio el jueves. La mejor forma de evitar todo ese trasiego, o la única, era doblegar a los Spurs en el Game 5.  Así que manos a la obra, los Warriors dominaron el duelo desde el principio, solidificando ventajas poco a poco. Al término del primer cuarto, 22-20; al descanso, tras un parcial de 27-18, la cosa ya pintaba mejor todavía: 49-38. Por si quedaban dudas, a la vuelta de los vestuarios, otro acelerón más para elevar la distancia con San Antonio hasta los 14 puntos a falta de un cuarto (79-65).

El orgullo de los Spurs

Se le puede decir algo a este plantel, pero jamás se le podrá tirar en cara que no tiene orgullo. Con todo perdido o casi perdido a falta de dos minutos y medio, pidió tiempo muerto. El panorama, desalentador, pues marchaban los de Texas 91-83 por detrás. Después del tiempo muerto, un parcial de 2-8 a su favor, coronado con dos tiros libres de LaMarcus Aldridge, dejaba la contienda muy apretada (93-91). Restaba medio minuto y ahí apareció Kevin Durant para liderar un pequeño y último parcial de 6-0. Fueron 4 puntos para él y 2 para desde el tiro libre. San Antonio no volvió a anotar y ahí terminó su temporada 2017-18.

Durant, 25 puntos, , 24 puntos con una media de 22,6 puntos en la serie para una hoja de tiro de 52,9 por ciento en lanzamientos de campo y 51,6 por ciento en triples, y Green, 17 tantos y 19 rebotes (récord individual en los playoffs), pusieron toda la carne en el asador para los locales. Son las cuartas semifinales del Oeste seguidas para Golden State, fijo en esta cita desde 2015. Desde entonces, tampoco ha faltado a unas Finales de la NBA, con los anillos de 2015 y 2017 como mejor botín.

¿Último encuentro de Ginóbili?

En San Antonio, Aldridge, 30 tantos y 12 rebotes y Patty Mills, 18 puntos, fueron los mejores de los titulares. La eliminación de los Spurs podría suponer la pérdida como profesional de uno de los iconos de esta liga. A sus 40 años. no ha anunciado si seguirá o no el curso que viene en activo, por lo que el de este martes podría haber sido su último encuentro como profesional. Al acabar el choque, se abrazó con Steve Kerr, entrenador rival y un día compañero de equipo, que sobre el propio parqué le animó a no colgar las botas. Luego, en la rueda de prensa, prosiguió en esa línea. “Si lo ama, que siga”, apuntó Kerr sobre la continuidad del escolta. Ginóbili acabó con 10 puntos, 5 rebotes y 7 asistencias.