Los Wizards apalizan a los Cavaliers y extienden a tres su racha de victorias


Después de un inicio de curso difícil de empeorar, los Washington Wizards siguen dando pequeños pasos en la dirección correcta. Los capitalinos sumaron su quinta victoria de la temporada al vencer a los Cleveland Cavaliers por 119-95, y se sitúan ya a solo dos victorias de los puestos de playoffs, ahora mismo delimitados por los Orlando Magic. Aunque no es ni mucho menos la situación idílica, es sin duda lo mejor que podían imaginar los de Scott Brooks hace apenas una semana.

Los Wizards aprovecharon las facilidades que ofrecieron los de Ohio para encarrilar el partido en los dos primeros cuartos y dedicarse a repartir minutos en los dos últimos. La defensa del conjunto de Larry Drew apenas opuso resistencia, y permitió a los locales anotar 73 puntos en la primera mitad liderados por un buen Bradley Beal, que acabó el choque con 20 puntos, y Otto Porter, que sumó 15 (13 en la primera parte). La brecha llegó a ser de hasta 27 tantos de diferencia, y la sensación es que, si no fue mayor, es porque no fue necesario.

Un calendario amable

Si bien es cierto que, con esta pequeña racha, Washington ha empezado a escalar en la clasificación, hay que destacar también que sus rivales no han sido conjuntos de gran entidad. Se han impuesto a los Heat, que están lejos del nivel esperado, a los Magic, y a los Cavaliers, peor equipo de la NBA, un tridente que, desde luego, no es el mejor baremo para medir la recuperación.

No obstante, dada la debilidad de la Conferencia Este, es posible que Miami y Orlando sean lo más parecido que los Wizards tengan ahora mismo a un rival directo por los últimos puestos de playoffs, a los que deberían acabar llegando. Actualmente sus aspiraciones no parecen ir más allá, aunque si dan continuidad a esta racha ante equipos de más nivel habrá que hablar más en serio de ellos.

Ley de Murphy en Ohio

Si la temporada de Washington hasta el inicio de este tramo de victorias era difícilmente empeorable, qué decir de la de los Cavs. A nivel de resultados, de lesiones, de rumores de traspasos o peticiones de salida… Nada parece ir bien en Cleveland desde la marcha de LeBron. La derrota de anoche, segunda más abultada del curso frente a un equipo en horas bajas, no es sino un mazazo más a un equipo cuyos objetivos empiezan a estar más relacionados con el próximo Draft.

Lo único positivo del encuentro en el Capital One Arena fue la buena actuación de Collin Sexton, que alcanzó los 24 puntos, mejor cifra anotadora de su carrera, con un 9/16 en tiro. Si el rookie sigue asumiendo galones y va creciendo a base de buenos partidos, es posible que la 18-19 no sea una temporada tirada para los Cavaliers.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.