Los Wizards sirven de bálsamo a los Heat


Miami sumó una victoria vital en lo anímico ante los Wizards. Los de Spoelstra, que están teniendo un curso bastante complicado, aprovecharon la debilidad de los capitalinos para recuperar sensaciones y se llevaron el partido por un holgado 122-95, logrando así su octavo triunfo de la temporada.

El encuentro fue bastante plácido para los Heat, que fueron por delante prácticamente en todo momento y llegaron a ganar por hasta 37 puntos. Los vigentes campeones del Este volvieron a sentirse por fin como el gran equipo que han demostrado poder ser, y en general vivieron una jornada que les permitió volver a la normalidad y que deberán usar como punto de inflexión. “Se va notando la mejora, aunque aún necesitamos tiempo. Nuestros jugadores apenas han coincidido en la pista esta temporada, lo que dificulta crear hábitos y jugar con normalidad” reconoció Spoelstra.

Kendrick Nunn fue una de las mejores noticias para los locales, pues el sophomore regresó después de tres partidos de ausencia y lo hizo siendo el máximo anotador del choque con 25 tantos. El base comandó la segunda unidad junto a Tyler Herro, autor de 17 puntos, que volvió al banquillo en detrimento de Goran Dragic en otro de los pasos hacia la normalidad que dieron los Heat.

Por su parte, Bam Adebayo destacó también con 21 tantos, mientras que Kelly Olynyk llegó hasta los 17 gracias a su 5/7 en triples. No anotó tanto Jimmy Butler, que se quedó en 14 tras lanzar solo siete veces a canasta, pero logró aportar 9 asistencias, 8 rebotes y 3 robos, y su presencia en pista se saldó con un parcial de +34 para Miami.

Noche negra para Beal

En los Wizards, el hombre más destacado volvió a ser Bradley Beal, aunque en esta ocasión lo fue por razonas radicalmente opuestas a las habituales. El escolta, que había superado los 25 puntos en todos los partidos de la temporada, no pudo pasar de los 7 tras firmar un desastroso 1/14 en tiros de campo, dejando a los suyos enormemente escasos de producción ofensiva. Beal falló los 13 primeros tiros que intentó, y no logró su única canasta en juego hasta el tercer cuarto, cuando los de Brooks perdían por 32. “Todo el mundo puede tener un mal día” aseguró.

Russell Westbrook tampoco tuvo una noche ni mucho menos brillante, pues perdió 6 balones y se quedó en 13 tantos, cifra que, con todo, le permitió terminar como el segundo máximo anotador de Washington. El primero fue Alex Len con 18 puntos, quien además colocó 5 tapones y capturó 3 rebotes, lo que le convirtió en el mejor dentro del desastre generalizado.

(Fotografía de portada: Scott Taestch/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.