Los Wolves ficharon a un jugador porque estaba cerca de ellos


No es una noticia de broma al estilo de El Mundo Today.

Los Minnesota Timberwolves se vieron obligados a realizar ayer un fichaje de última hora y en lugar de guiarse por la calidad utilizaron la cercanía geográfica para buscar a su nuevo jugador.

Los Wolves, aquejados de ocho bajas —Ricky Rubio, Kevin Garnett, Nikola Pekovic, Anthony Bennett, Shabazz Muhammad, Gary Neal, Justin Hamilton y Robbie Hummel—, necesitaban un hombre más para llegar al mínimo de ocho jugadores exigido por la NBA para disputar el encuentro ante los Knicks en Nueva York.

Según informa ESPN, la franquicia de Minnesota encontró a Sean Kilpatrick tan cerca como acercarse al Madison Square Garden conduciendo en coche y le firmaron por 10 días.

“Teníamos que encontrar a alguien que estuviera a un rato en tren”, dijo Flip Saunders.

“Le tuvimos y le habíamos hecho pruebas, así que le conocíamos y le seguíamos, pero es incuestionable que la cercanía ayudó”, explicó Saunders. “Teníamos que tener a un tipo aquí listo para jugar a las 7:30”.

Victoria a pesar de todo

Con pocos jugadores, incluyendo Kilpatrick que no anotó en los 10 minutos que estuvo en pista, los Wolves fueron capaces de ganar el partido ante los pésimos Knicks tras una prórroga por 92–95.

Los Wolves (15–53) evitaron su séptima derrota consecutiva y rompieron el empate con los Knicks (14–54) en el pozo de la clasificación.

La clasificación es correcta: Nueva York es el peor equipo de la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.