Lowry se despide de los Raptors: “Toronto siempre será mi casa”


Pocos días después de dejar de ser jugador de los Raptors, Kyle Lowry ha querido despedirse oficialmente del equipo canadiense. El base, que ha pasado en Toronto las últimas nueve temporadas de su carrera, es por derecho propio uno de los hombres más importantes de la historia de la franquicia, por lo que su adiós no se trataba simplemente de uno más. Consciente de ello, publicó en su Instagram una larga carta de despedida, en la que repasó todos estos años siendo un integrante del equipo.

“Por dónde empiezo. Tenía 26 años y todavía estaba intentando construir mi camino, siendo consciente de que era una pieza de valor en esta liga pero sin saber cómo convertirme en el líder que necesitaba ser. Quería ser la mejor versión de mí mismo pero no sabía cómo lograrlo. Fue entonces cuando tuve que dar el salto a lo desconocido, a una nueva franquicia y a un nuevo país que, aunque no lo sabía, sería mi casa durante nueve años” comenzó.

“Es difícil escribir esto, pero ha llegado el momento de que empiece un nuevo capítulo de mi historia. Sin embargo, el lazo que me une a Toronto es irrompible. Es una ciudad que me acogió desde el principio con su emoción, su entusiasmo y su esperanza. También hubo altibajos, y momentos de duda en el que sonaban rumores de traspaso, pero esos nunca fueron mis planes. Llegamos a playoffs por primera vez en muchos años, fuimos barridos un par de veces, nos acercamos a las Finales, y finalmente llegamos a ellas y nos alzamos campeones. Todos esos altibajos valieron la pena entonces. Toronto siempre será mi casa, y siempre me sentiré ligado al equipo, a la ciudad y a este país”.

Lowry aprovechó para agradecer a muchos de los integrantes de la franquicia por su trabajo, incluyendo a hombres como Masai Ujiri o Dwane Casey pero también otros como Bryan Colangelo, quien realizó el traspaso que le hizo llegar a la franquicia en 2012. La lista de agradecimientos continúa durante varios párrafos, llegando incluso hasta Drake, cuya constante presencia en primera fila del pabellón “ayudó a conseguir el cariño de muchas personas alrededor del mundo”.

La carta no podía finalizar sin una mención a DeMar DeRozan, a quien Kyle no duda en reconocer como su mejor amigo, añadiendo que “no habría sido capaz de construir una relación así con él de no ser por la ciudad de Toronto”. Además, hizo referencia también a sus actuales compañeros, afirmando que la franquicia “se encuentra en buenas manos”.

“He dado sangre, sudor y lágrimas. Gracias, Toronto, y gracias, Canadá. Esta siempre será mi casa” concluyó.

(Fotografía de portada: Gregory Shamus/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.