Luc Mbah a Moute, otro jugador que ha tenido coronavirus


El alero de Houston, equipo que lo ha firmado para jugar en la burbuja de Orlando, cuenta cómo fue sufrir el virus

La burbuja que la NBA ha creado en Disney World para afrontar el final de la temporada NBA está funcionando como tal. Sin embargo, antes de entrar en ella son muchos los jugadores que han debido de superar el coronavirus. Para algunos ha sido solo un compás de espera, ya que no han tenido síntomas. Para otros, caso e Luc Mbah a Moute, ha llegado acompañado de una decena de días en los que se encontró “enfermo y decaído”.

El veterano jugador de 33 años fue firmado por Houston Rockets a principios de julio para reemplazar a Thabo Sefolosha, quien decidió no jugar en Orlando. Su contratación fue rápida y su incorporación se estimaba inmediata; la cuestión es que no pudo ser así al estar superando el coronavirus. En un principio Mbah a Moute se colocó en el grupo de Russell Westbrook y James Harden diciendo simplemente que se sumarían más tarde a la expedición. Ahora es el experimentado alero quien confirma que padecía la enfermedad.

“Tuve la COVID-19. En realidad estuve enfermo y decaído durante unos 10 días. Luego llegó la recuperación y las pruebas que tenía que hacerme. Tuve muchos síntomas. Obviamente no llegué al extremo de tener que ser ingresado en un hospital. Pero estaba flojo, con fatiga, escalofríos… ¿Qué más? Tenía dolor corporal. Fue duro. Lo tomé como otro obstáculo a superar. Hace que te sientas más cerca de las personas que lo han sufrido y te hace darte cuenta de lo grave que es. He tenido la suerte de superarlo, y pido por aquellas personas que lo están pasando. Es una situación realmente difícil”, comenta a Jackson Gatlin de Clutch City Control Room.

Con la enfermedad superada, está por ver qué papel tendrá Mbah a Moute en los Rockets de Mike D’Antoni. En el último amistoso del equipo, disputado el domingo ante Memphis Grizzlies, no llegó a jugar un solo minuto. Tampoco es una sorpresa. Ha llegado a Orlando con un déficit de entrenamiento respecto a sus compañeros y todo ello tras haber disputado únicamente cuatro encuentros en la campaña 2018-19 y ninguno antes de la suspensión de la actual. Ser un 3-and-D siempre da opciones de jugar estos Rockets, pero está por ver que encuentre un hueco.

(Fotografía de Ronald Martinez/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.