Luol Deng se sincera: “Quiero jugar, quiero ser parte de algo”


Este sábado, en Sudáfrica, se ha celebrado la tercera edición del NBA Africa Game, que medía a un combinado de jugadores NBA nacidos o con relación con el continente africano con uno del resto del mundo. El Team World doblegó al Team Africa (96-92). Danilo Gallinari, 23 puntos y 9/10 en tiros de campo, fue nombrado MVP del choque.

Luol Deng, cuya presencia es un clásico en esta cita estival, pudo saber lo que es jugar casi un año después de hacerlo por última vez de manera oficial. Aquellos 13 minutos con los Lakers en el primer partido de la 2017-18 fueron sus únicos en toda la campaña. Desde ahí, Deng despareció para siempre de la rotación.

“Quiero jugar”

El alero africano, antes del Africa Game disputado este sábado 4 de agosto en Pretoria, se sinceró con Stuart Hess, de IOL. “Quiero jugar, quiero ser parte de algo. No voy a jugar en un lugar donde no crean en mí. Juego para gente que cree en mí”, apuntó el Deng más sincero, el mismo que acarrea 14 temporadas de la NBA a sus espaldas, la última de ellas, eso sí, casi siempre vestido de calle.

“Ha habido muchas conversaciones. No jugar no fue mi decisión. Es una decisión de la organización. La gente puede decir lo que quiera, yo lo respeto, pero a lo largo del año intenté jugar y siempre me decían que querían jugar con los jóvenes. Ese es su camino”.

¿Cuál es su futuro?

En esta situación, Deng espera que algo cambie, preso de un contrato firmado en 2016 y del que le quedan dos años por cobrar y 36 millones de dólares en total. Los Lakers han intentado varias operaciones de salida para el alero en los últimos meses, ninguna exitosa. Y es que esos 36 millones, 18 concretamente para la 2018-19, son un lastre que nadie parece querer asumir.

Deng, de 33 años, no pierde la esperanza. Tiene baloncesto dentro, solo quiere que se lo dejen sacar. “No sé lo que pasa ahora. Espero tener respuestas pronto”, apuntó sobre su situación en los Lakers.

“Sé al nivel al que puedo jugar. No jugar no fue decisión mía. Pueden decir lo que quieran, pero sé que puedo jugar y ellos me ven en los entrenamientos todos los días”. Deng fue un poco más allá y animó a los Lakers a que si su sequía de minutos es por algo relacionado con el juego en sí, que “salgan y lo digan”. “Aproveché todas las oportunidades desde el primer día. Voy a ser sincero y si para mí el aprecio y el respeto no están presentes prefiero entonces estar en otro lado”.

Deng y sus 18 millones son la segunda nómina más alta para los Lakers 2018-19, solo superados por los 35,65 millones de LeBron James.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.