Magic pide paciencia para la reconstrucción de los Lakers con LeBron

Pide paciencia , sin prisas, porque el recorrido de los con ha de estar marcado por la calma. Al menos al principio del ciclo que comienza esta temporada, tras fichar James por los Lakers a razón de 4 años (el último opcional) y 153 millones de dólares.

Hay tiempo para desarrollar un plantel ganador y el hecho de hablar de anillos o cosas similares es algo que por ahora quiere esquivar la franquicia angelina. Hablamos de un plantel histórico, legendario, con medio relato de la NBA a sus espaldas, pero que lleva fuera de los playoffs desde 2013, su peor racha de siempre, y que en la 2017-18 solo llegó a las 35 victorias, una cifra que, no obstante, mejoraba los resultados de cursos pretéritos.

Por ello es lógica la mesura que pide Magic, una llamada a la calma que va en la dirección de ayudar a que su estrella, a que LeBron, viva con menos tensión todo lo que le va a rodear, o rodea, desde ya. En 2010, cuando entró a formar parte de los Heat, El Rey estuvo sometido desde el minuto 1 a la obligación de ganar el campeonato. Y eso fue contraproducente durante buena parte de la campaña.

“Creo que una cosa que tenemos que hacer, y que los aficionados tienen que hacer, es ser pacientes acerca de nuestra química en la pista, porque estamos juntando a todos esos jugadores que, básicamente, serán nuevos los unos para los otros”, apuntó Johnson, en declaraciones recogidas por USA Today.

Un mes o dos

Los principios, augura el presidente de los Lakers, pueden ser algo complicados, hasta que todo encaje, hasta que vaya dando con la tecla. “Nos costará un mes o seguramente dos entender cómo jugar el uno con el otro y todas esas cosas”.

“Vimos cómo LeBron y Miami tuvieron problemas los primeros dos meses y luego consiguieron convertirse en un equipo candidato a ganar el campeonato. Estoy seguro que cuando él regresó a Cleveland también tuvieron problemas hasta que se conocieron todos. Aquí no será diferente. Tendremos problemas para entender cómo jugar el uno con el otro. Pero lo conseguiremos juntos y seremos uno de los mejores equipos del Oeste”

La defensa es la clave

Sí, los Lakers no tienen grandes tiradores, pero eso no parece preocuparle a Johnson quien, siguiendo los dictados de LeBron en aquella ya histórica reunión del sábado 30 de junio, donde se cerró todo, desea construir desde la defensa como garantía del éxito.

“Vi cada serie eliminatoria”, apunta Johnson sobre el estado del baloncesto actual en la NBA. “Y sí, se juega diferente. Hablé con LeBron y el sintió lo mismo, de modo que adquirimos jugadores que puedan manejar la bola, crearse sus propios tiros y que también sean fuertes en defensa. Así es cómo Rob (Pelinka) y yo decidimos construir la plantilla. Estamos contentos con todas las incorporaciones que hemos hecho y LeBron también. Estamos construyendo algo que, creemos, es especial”.

LeBron, liberado

El hecho de que los Lakers tengan una buena batería de bases hace, a ojos de Magic, que LeBron tenga algo de descargo en la construcción del juego. “Tener bases le va a quitar presión.Ya no debe hacer todas las jugadas. Eso es lo que le desgastaba. Ahora disponemos de jugadores que las hacen, de modo que LeBron se puede relajar algo en ataque”.

Sin prisas para más fichajes

“No vamos a realizar un acuerdo por el simple hecho de decir que tenemos otro fichaje. Nuestro calendario es el mismo. Si consideramos que hay alguien o podemos llegar a un acuerdo que haga a nuestro equipo mejor, lo haremos siempre que sea beneficioso para nosotros. Y si no, tenemos nuestro equipo y vamos a pelear e ir a la guerra con él, porque tenemos buenas sensaciones con este conjunto”.