Malik Monk tumba a los Pistons sobre la bocina

La quinta victoria de los Charlotte llegó de la mano de . Con un triple convertido sobre la bocina, el escolta colocó el definitivo 109-106 que sepultó las opciones de Detroit, que tras pasar por delante gran parte del choque vio cómo este se le escapa en el tramo final. Este triunfo mantiene a los de Carolina del Norte como una de las sorpresas del inicio de temporada, ya que el que para muchos estaba destinado a ser el peor equipo de la NBA está con un balance de 5-7 que le hace ser octavo en el Este por delante de equipos como los propios , con 4-9, Hawks o Nets.

El final de encuentro tuvo tintes épicos más allá de la canasta final, pues los de Borrego, que mandaban por 103-97 a falta de tres minutos, recibieron un parcial de 0-9 que ponía las cosas francamente cuesta arriba, pues les situaba 3 puntos abajo (103-106) con 30 segundos por jugarse. Marvin Williams logró poner tablas en el marcador a falta de 22 segundos, pero nada invitaba a pensar que los locales gozarían de otra posesión. Si todo ocurría según lo lógico, debía se Detroit quien gozase del último lanzamiento del tiempo reglamentario.

No obstante, los de Michigan no pudieron ejecutar peor su última posesión. Derrick Rose trató de atacar el aro, pero cuando buscó sacar el balón para uno de sus compañeros regaló un pase a la grada que supuso su sexta pérdida. Ahora serían los Hornets quienes, con un segundo por jugarse, tendrían un último intento, y en su caso no lo desaprovecharon: Cody Martin sacó de banda, Monk recibió tras el bloqueo de Zeller, y ejecutó.

Problemas en los Pistons

Esta es la cuarta derrota consecutiva de los de Dwane Casey, que tras disputar playoffs la temporada pasada no han arrancado esta de la mejor forma posible. Los de Michigan han sumado varias derrotas ante equipos de la zona baja, y, aunque aún es pronto, su inicio no invita ni mucho menos al optimismo. , cuya ausencia justifica en parte este mal inicio, sí pudo jugar anoche, y aunque no cuajó su mejor actuación aportó 19 puntos y 6 asistencias que de poco sirvieron.

Tampoco sirvió de mucho la actuación de , quien con 32 puntos y un 7/11 en triples jugó el mejor partido de su carrera, aunque no pudo celebrarlo con un triunfo. Por su parte, se fue hasta los 20 rebotes por sexta vez en lo que va de curso, convirtiéndose en el primer jugador en sumar 6 o más partidos de 20 o más capturas en los 13 primeros encuentros del curso desde Dennis Rodman en 1994.

Por el lado local, Monk fue el máximo anotador con 19 tantos, empatado con y con solo uno más que Devonte’ Graham. Este último, sin embargo, logró repartir además 10 asistencias, sumando así su cuarto doble-doble del curso.

(Fotografía de portada: Mitchell Leff/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Cuatro derrotas consecutivas de los Spurs

Siguiente