Marc Gasol mete a España en semifinales

El partido enfilaba los últimos minutos del tercer cuarto y sufría, como lo había hecho durante toda la tarde, ante Alemania. El peor inicio de todo el , con 11-2 en contra, la incapacidad de trabajar bien desde la línea exterior, la rudeza de los germanos, la pelea en la pintura… todo eso estaba marcando el encuentro de cuartos de final de la selección, que incluso así había llegado por delante al descanso (34-33). Por entonces, sólo los Gasol se lucían, al menos en el tablero anotador, porque ya asomaba una de las figuras claves en la tarde turca, Joan Sastre, brutal en su defensa sobre el líder teutón, , al que hizo dudar, al que ahogó por momentos y al que nubló en no pocos ataques.

Y sin embargo, la brega, la pelea de trincheras, el no aprovechar que estuviera la segunda línea alemana en pista para marcharse en el marcador, puso a España con 50-50 en ese tercer cuarto. Se venía de un 43-47, se había vivido mal desde el salto inicial. Pero España estaba en el partido. Aunque suene raro, aunque estemos hablando de una selección que ha entrado en todas las semifinales europeas desde 1999, el combinado que corría el riesgo de irse del encuentro no era el menos favorito, Alemania. No, era España.

Así que apareció Gasol, Marc, para reventar el 50-50. En un momento, como en sus mejores y recientes días anotadores en Memphis, encadenó 12 puntos, de 3 en 3, para un total de 18 en el tercer asalto. La secuencia fue de un triple, un 2+1 y dos triples más. Eso, y la ayuda de , con otro acierto desde el triple y tres asistencias a Marc, pusieron a Alemania en la lona (53-65).

Quedaba un parcial, pero España ya se dedicó a mantener el ritmo, en una tarde turbia, tramposa, complicada. La sacaron adelante con sudor, con Sastre exprimiéndose atrás, haciendo la vida imposible a Dennis Schroder, 27 puntos, se le caen de los bolsillos en la NBA, no digamos en el baloncesto FIBA. Pero todo se antojaba insuficiente si Marc decidía seguir con su estela de tiro exterior que asomó descaradamente en los Grizzlies este curso; si Pau, nunca olvidarse de él, hacía otro día sobrio, eficaz, sobre todo sosteniendo a los suyos en el dramático primer cuarto;  si Sastre trabajaba mejor que nunca atrás. Pongan un jugador así en cada equipo. Igual que Claver fue clave desde la labor más oscura en 2015, gran parte del triunfo de hoy le pertenece a Sastre. Si vuelven a ver el partido, o no lo han visto, reparen en Sastre, en su defensa y en su ayuda puntual pero dolorosa, para el rival, en la rotación.

Marc terminó su exhibición a un minuto de acabar. Cambiado y ovacionado. Jefe absoluto de la tarde de Estambul. Doble-doble, 28 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 2 tapones, 4/6 en triples y 37 de valoración. España sigue, Alemania no (84-72). El jueves, más. Otra semifinal. Como sucede desde 1999. Décima seguida. Sólo en 2005 faltó la medalla.





NBA 2K18 ya disponible
La nueva entrega de la saga 2K ya está disponible en Amazon.
No olvides seguirnos en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y Telegram.