March Madness: las ovejas ya se han comido a algún lobo


Parecía que este March Madness no iba a haber sorpresas y que los gallos del corral más loco del baloncesto mundial pasarían de ronda sin desgastar los espolones, a la espera de las peleas definitivas. Pero no, haciendo honor a su nombre, el delirio ha llegado al mes grande de la NCAA y ha dejado algunos cadáveres ilustres en el parqué. 

Universidades a las que le costó un mundo lograr el pase al torneo están dominando a otras que llegaban aspirando a la corona y se han visto expulsadas antes de tiempo del Reino. Sea por cansancio o por esa magia misteriosa que encierra este torneo. Hemos disfrutado y padecido ya ‘maracanazos’ como los siguientes

La final frustrada 

El momento más esperado de la temporada universitaria empezaba el jueves 18 con el first four. El plato gordo de estos primeros cuatro enfrentamientos era el UCLA contra Michigan State que no dejo a nadie indiferente. Aaron Henry y Rocket Watts empezaron dando el martillazo sobre la mesa para llegar al descanso con una de 11 sobre los Bruins, que no fue mayor gracias a la resistencia Jaime Jaquez Jr. y Johnny Juzang. 

Pero todo cambió en la segunda con un vuelco espectacular comandado por los cañoneros de UCLA, los únicos que aguantaron el tipo en el primer tiempo y alimentaron la reacción. El poco acierto de los Spartans hizo el resto y provocó una milagrosa prórroga saldada con la victoria por 6 puntos de los de California y el pase a la ronda de 64. 

Los aficionados lo recordarán para siempre

Pero las grandes sorpresas fueron otras. La ronda de 64 empezó sin sobresaltos hasta el partido de Oral Roberts contra Ohio State. Los Buckeyes partían como claros favoritos a llevarse el partido. Y no solo eso:  también el torneo podía ser suyo. E.J. Liddel y Duane Washington Jr., sobrino del mítico compañero de Kobe Bryant en los Lakers, Derek Fisher, fueron los únicos que hicieron un buen papel, ambos con un doble-doble que permitió a su equipo llegar vivo a la prórroga. 

Los Golden Eagles, en cambio, están haciendo el torneo de su historia. No solo consiguieron ganar en el tiempo extra por 75 a 72 a los Buckeyes, sino que en la ronda de 32 también ganaron a Florida Gators por 3 puntos consiguiendo llegar al Sweet 16 y ya divisan la cima.  

Jason Preston, la estrella inesperada

El jugador del momento no es de ninguna Blue Blood, sino de la universidad de Ohio. Jason Preston y los Bobcats se enfrentaba a la vigente campeona Virgina Cavaliers. Palabras mayores para una especie de outsider. 

Los Cavaliers llegaban a Indiana con expectativas para llegar al menos al sweet 16 y enfrentarse a la todopoderosa Gonzaga, con alguna probabilidad de ganarles, por muy difícil que pareciera. Pero esta vez los vigentes campeones no consiguieron pasar de la ronda de 64 al perder por 4 puntos contra los de Ohio.

Preston hizo un partido que será recordado para la historia al hacer casi un triple-doble con 11 puntos, 13 rebotes y 8 asistencias.  

¿Adiós a Ayo?

Ayo Dosunmu e Illinois aterrizaban en Indiana con el sueño de ganar el torneo de la NCAA. Este reto no tenía nada de cuento de la lechera; se sustentaban en un gran dominio de la temporada que le permitía presentar credenciales como uno de los cuatro mejores equipos de toda la competición.

La ronda de 64 la pasaron sin ninguna complicación al ganar a Drexel por 29 puntos. La ronda de 32 parecía fácil, a priori, para los de Brad Underwood, pero los Ramblers empezaron con una tónica que nunca habíamos visto. Los Fighting Illini lucharon contra corriente todo el partido, pero nunca consiguieron ponerse por delante en el marcador. Finalmente, perdieron 71 – 58 contra unos Loyola Chicago que pueden dar muchos problemas a cualquiera y convertirse en la gran revelación. 

Ayo Dosunmu quedará como uno de los jugadores emblemáticos de la historia de la Universidad de Illinois. Sus tres temporadas parecen haber acabado debido a su posible presentación al Draft 2021. 

El año de Syracuse

La universidad de Carmelo Anthony llegaba la ronda de 32 con unas sensaciones espectaculares al ganar a San Diego Sate y con el hijo de Jim Boheim, Buddy Boheim, anotando 30 puntos. 

Se enfrentaban a West Virgina, una de las mejores 3 seeds de todo el campeonato. Syracuse dominó el partido de principio a fin, aunque en la segunda mitad los Mountaineers, de la mano de Sean McNeil y Miles McBride, consiguieron ponerse uno por delante a falta de 10 minutos. Fue un espejismo. Esta ventaja no les duró mucho y finalmente perdieron 75 a 72 con toda justicia. 

Los hermanos Mobley

USC es una de las universidades que mejor juego interior tiene con la llegada de Evan Mobley, posible número 1 del Draft de 2021, reforzado además por su hermano Isaiah Mobley. 

USC se enfrentaba e los Jayhawks en la ronda de 32. Estos llegaban tocados de la ronda de 64 al enfrentarse a Eastern Washington, un hueso duro de roer que llegó a poner a los favoritos contra las cuerdas.

El cansancio se notó para los de Bill Self, que finalmente perdieron por 34 puntos contra unos hermanos Mobley que dan mucho miedo. La paliza fue mayúscula y USC suena ya para retos mayores. Veremos

Estas son las primera grandes sorpresas, pero no serán las ultimas. El March Madness es una montaña rusa sin frenos, con subidas espectaculares y bajadas demenciales que pueden echar del circuito a cualquiera y dejarlo magullado en el suelo. Si algo enseña la primera parte del torneo es que nadie, por ilustre que sea, puede saltar a la cancha pensando que lo tiene hecho: ese rival con pinta de tierna ovejita puede convertirse en un lobo en cualquier momento. 


¿Quieres ver el March Madness NCAA? Lo tienes fácil uniéndote a ESPN PlayerPincha en este enlace y luego elige entre la opción Monthly o Annual Pass. Todas las nuevas altas incluyen una prueba gratuita de 7 días.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.