Mark Cuban pierde el control de los Dallas Mavericks

Cuando tras alzarse como campeones de la Conferencia Oeste el encargado de levantar el trofeo fue Patrick Dummond, sabíamos que algo había cambiado. Este curso que la franquicia de Texas finaliza como subcampeona también es la campaña del cambio de propiedad. En mayo del año pasado Mark Cuban vendía una parte mayoritaria de la franquicia a Miriam Adelson, quien nombraba a Dummond, su hijastro, como el presidente de los Mavericks. En primera estancia, Cuban dejó claro que él iba a seguir siendo el que tomase las decisiones en la parcela deportiva, pero esto deja de ser así desde hoy.

A lo largo de la campaña Dummond ha dejado claro que esa distribución de poderes era temporal. Y, a partir de esta temporada, él será la persona ante la que Nico Harrison rendirá cuentas. Esto, en cierto modo, pone fin a una era que abrió con la compra de los Mavs por parte de Cuban en 1999. Convirtiéndose en uno de los propietarios más modernos de la época.

Ahora seguirá teniendo un papel prominente en el entorno de la franquicia, pero dejará de tener la última palabra. De hecho, las renovaciones de Nico Harrison y Jason Kidd corren totalmente a cargo de Dummond, según cuenta Tim MacMahon en ESPN.

(Fotografía de portada de Joshua Gateley/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.