Mason Plumlee y Derrick Favors llegan a las manos y son expulsados del Jazz-Nuggets

Si el martes Gorgui Deng y Devon Booker se buscaron en la pista y en los vestuarios para dirimir sus diferencias, ayer y no necesitaron llegar hasta el túnel que comunica ambas estancias para decirse unas cuantas cosas.

Corría el primer cuarto del -Nuggets, que ganó Utah 114-108, cuando Favors y Plumlee, quienes prácticamente acababan de ingresar sobre el parqué, decidieron protagonizar la noche. Plumlee acababa de estirar el brazo hasta el límite para capturar un rebote ofensivo y cuando se disponía a tratar de anotar, Jae Crowder llegó por detrás y le taponó. Hasta ahí todo bien, si no fuera porque entonces, Favors decidió continuar con la jugada aunque la pelota hubiera salido de banda. Ya saben, el típico bajar el brazo para dejarle un recado al rival. Plumlee no se lo tomó del todo bien y se lo recriminó y Favors se tomó peor todavía ese hecho. Arrancó así una pelea que se fue de madre, con empujones, algún puñetazo volando y los dos protagonistas expulsados.

Daños colaterales

Pero Plumlee y Favors, con 3 minutos y medio y 5 minutos y medio sobre la pista, respectivamente, posiblemente no fueron los únicos damnificados de todo esto. Por ahí andaban metidos, sobre la pista, Royce O’Neale y Will Barton, aunque la gran duda es qué sucederá con Nikola Jokic. Los jugadores que están en el banquillo no pueden entrar a la pista sin permiso mientras que el partido esté en juego. ¿Entró Jokic? Técnicamente no, porque abandonó el banquillo para irse por la línea de fondo y permanecer ahí sin pisar el parqué de juego. ¿Lo suspenderá la NBA?

Mitchell guía a los Jazz

En lo que se refiere estrictamente al juego, triunfo importante de Utah, que es séptimo del Oeste con 27-22 y 1,5 partidos ya de diferencia con el noveno puesto, en manos de los Lakers. Los Jazz fueron guiados por un show de , 35 puntos otra vez.  Spider, que hizo 36 contra los Blazers, es el primer jugador de los Jazz desde Karl Malone en abril de 1998 que suma dos duelos seguidos de al menos 35 puntos.

Por parte de Denver, segundos del Oeste con 31-15, otra vez Jokic fue su faro: 28 puntos y 21 rebotes, lo que le permite igualar no solo su récord personal de la temporada sino su mejor marca reboteadora como profesional.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Oladipo sufre una grave lesión de rodilla y podría no volver esta temporada

Ni el triple-doble de Marc Gasol frena la crisis de Memphis

Siguiente