Memphis pierde ante Milwaukee la batalla por la zona


La racha de dos derrotas que acompañaba a los Bucks tocó hoy a su fin. Pagaron los platos rotos unos Grizzlies que venían de ganar en casa contra Denver, y que no encontraron solución a los 50 puntos en la zona —18 en el último cuarto— que los de Milwaukee sumaron al final del encuentro. El Harris Bradley Center reflejó en el luminoso un claro 106 a 96 a favor de los de Wisconsin.

Los ciervos empezaron el partido con más intensidad, y gracias a dos triples de Tony Snell (9), un 11 a 2 hacía temer lo peor a los de Memphis. Pero el equipo de David Fizdale se impuso al mal comienzo; JaMychal Green (5 puntos) primero y Baldwin IV (2) después, conseguían acercar a su equipo a cinco puntos. Al final de los primeros doce minutos, los locales mandaban de cinco.

En el segundo periodo, un Marc Gasol que terminaría con 18 puntos, 5 rebotes y 6 asistencias, conseguía acercar a los suyos a tan solo tres puntos. Tiempo muerto de Jason Kidd para pìsar el acelerador su equipo. Primero Giannis Antetokounmpo (27) con un dos más uno en penetración, y luego Jabari Parker (16) colándose de nuevo en la zona, mantuvieron el liderazgo de unos Bucks que se marchaban al descanso con una ventaja de 44 a 39.

Correr, correr y correr

A la vuelta de los vestuarios la nota dominante fue la igualdad, ninguno de los dos conjuntos encontró la comodidad sobre la pista. Memphis consiguió llegar al aro con más facilidad, pero no fue quien de cerrar los huecos en la pintura, incluso cambiando su defensa a zona. La distribución de puntos no es cuestión del azar, puesto que los de Milwaukee lideran la liga en puntos en esa parte del parqué. Gasol mantuvo a los suyos en el partido con 10 puntos en el tercer cuarto, y al final del mismo, los locales seguían con su ventaja de cinco arriba.

Un último cuarto decisivo

Empezaban los últimos 12 minutos, y Beasley (19) anotaba cinco puntos consecutivos en una racha de 11 a 2 que dejaba a los osos tocados y pendientes de la jauría. Pero Zach Randolph (12) volvía a meter de lleno a los Grizzlies en juego y, con un triple de Parsons (12) a falta de tres minutos, la velada cobraba vida. En ese momento los Bucks volvieron a lo que les había funcionado todo el encuentro, el juego interior, y después de dos tiros libres lanzados por Giannis, Monroe (7) marcaba dos más para llevar a los suyos seis tantos arriba a falta de dos minutos.

Desde ese momento el resto queda para la historia, Milwaukee no concedió una sola canasta más, hecho que mencionó David Fizdale al final del tiempo reglamentario: “Tuvimos muchas posesiones alocadas sin planificar. Fuimos muy esporádicos y estuvimos muy dispersos”.

Una racha de 7 a 0 puso el broche final a la victoria de los Bucks. De cara a la próxima jornada, los de Jason Kidd se medirán a los Hawks en Atlanta, y los Grizzlies disputarán su siguiente encuentro en Utah.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.