Miami cae ante unos Clippers sin Leonard ni George


Miami Heat no termina de arrancar. Tras cuatro triunfos consecutivos cayeron ante los intratables Utah Jazz y anoche tampoco pudieron con unos Clippers que se presentaron al partido sin sus dos estrellas: Kawhi Leonard y Paul George. Ni el triple-doble de Jimmy Butler les sirvió para evitar la derrota por 125-118.

Desde su regreso a las canchas Butler está jugando realmente bien. Fiel a su clásico juego consistente en hacer de todo sobre el parqué, firmó en territorio angelino una excelente actuación de 30 puntos, 10 rebotes y 10 asistencias. No fue el único que brilló, ya que Bam Adebayo logró un doble-doble de 27 puntos y 12 rebotes, mientras que Tyler Herro aportaba otros 27 puntos desde el banquillo. Butler cree que al equipo le faltó intensidad.

“No voy a decir que regalamos el partido porque no nos merecíamos ganar. No defendimos la pintura ni los obligamos a rotar, y tampoco fuimos capaces de evitar que llegasen a la línea de tiros libres para hacerles fallar. Simplemente estuvieron cómodos durante todo el partido”, expresa.

El que fuese finalista en la burbuja de Orlando no lo está pasando nada bien. De los últimos 14 partidos disputados han perdido nueve, sufriendo especialmente en la carretera, donde el balance es de 4-9. Esta racha negativa les condena a ser por ahora décimos en la Conferencia Este con un récord de 11-16.

Quienes sí acabaron satisfechos son los Clippers. La franquicia angelina logró su cuarta victoria seguida sin tener disponibles a sus dos mejores hombres. En ausencia de ellos Marcus Morris asumió el peso ofensivo para marcharse hasta los 32 puntos con un 6 de 8 en triples. También destacaron desde el banquillo Ivica Zubac con 20 puntos y 8 rebotes, así como Amir Coffey, quien firmaría 15 puntos con cinco triples.

Tyronn Lue acabó realmente contento, y no es para menos. A las bajas de Leonard y George había que sumar las de Nicolas Batum (migraña) y Patrick Beverle, quien descansaba en la segunda noche de back-to-back.

“Compartimos el balón, los metimos en la pintura y todos hicieron una jugada para sus compañeros. Es lo que hicimos toda la noche. Es divertido jugar de esa manera. Fue un esfuerzo colectivo de todo el equipo. Seguimos trabajando”, señala el head coach de los californianos, que se mantienen terceros de la Conferencia Oeste con un récord de 21-8

(Fotografía de Carmen Mandato/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.