Miami cataloga a Dragic como duda para el Game 6


Los peores augurios tras ver a Goran Dragic abandonando la cancha en el primer partido de las Finales están cada vez más cerca de cumplirse. Aunque Miami Heat ha actualizado la situación de su base definiéndolo como duda para el Game 6 ante Los Angeles Lakers, la realidad es que se antoja tan poco probable que pueda jugar dentro de unas horas como que sea capaz de hacerlo en un hipotético séptimo partido. Ojalá nos equivoquemos.

Antes del quinto encuentro, el que suponía el primer win or go home para los de Florida, vimos al jugador esloveno probándose sobre la pista. Dragic realizó un par de movimientos apoyando el pie para acabar sentándose de nuevo en las sillas habilitadas en la banda. El corto caminó que le separaba del parqué hasta su asiento fue delatador, y es que llegó hasta el mismo con gesto contrariado y prácticamente cojeando.

Pese a que todo parece invitar a que los Heat den por terminada la temporada para su point guard, está claro que el hecho de que se trate de unas Finales ha provocado que se apure hasta el límite para ver si puede saltar a la cancha. Quizás hoy vuelva a probar de cara a ver si las sensaciones son mejores. Quizás sea capaz de saltar unos minutos a jugar. Lo cierto es que hasta en el mejor de los casos imaginables –el de verlo intentándolo– su condición física estaría lejos de ser la adecuada para disputar un partido de tal calibre e intensidad.

Al concluir el primer encuentro en la lucha por el campeonato, Jimmy Butler fue cuestionado por el estado de Dragic. El escolta no entró en profundidad respecto a los pormenores médicos, pero sí dijo que tenía claro que su compañero haría todo por jugar. Sin embargo, de igual modo adelantó que la salud de Dragic estaba muy por encima del deseo de tenerlo junto a él en pista, asegurando que debía mirar sí mismo más allá del equipo. Hacer esto último se antoja imposible cuando te llega la oportunidad de unas Finales a los 34 años. Pero claro, aunque el corazón le pida estar sobre el parqué… es el físico el que manda en estos casos.

Respecto a lo que pierde Miami sin él ya se ha hablado mucho, pero no está de más volver a recordarlo. Durante la temporada regular participó casi en todo momento como sexto hombre, algo que no le impidió saltar al quinteto titular de cara a playoffs. Erik Spoelstra le dio plena confianza y Dragic respondió promediando 20,9 puntos en las tres primeras rondas de la postemporada. Mientras se desarrollaban tales series, el propio Butler lo definió como el líder del equipo. Ahora, sin su presencia, tanto el escolta como el resto de compañeros han redoblado esfuerzos para luchar sin cuartel ante los Lakers.

(Fotografía de Kim Klement – Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.