Miami corta la racha de los Spurs y se afianza en la 8ª plaza del Este


Descartado Charlotte prácticamente, el duelo por la octava plaza del Este se reduce casi a la pugna entre los Magic y los Heat. Y ambos ganaron anoche, en lo que fue la tercera victoria seguida tanto para Orlando, que doblegó a NOLA, como para Miami, que lo tenía más complicado pero que sostuvo el empuje de los Magic al ganar meritoriamente a los Spurs, y en San Antonio. Los Heat, 35-36, aventajan en 1,5 partidos a los Magic, 34-38.

Racha de San Antonio cortada

Miami puso fin a la mejor racha activa de la NBA con un triunfo de quilates en Texas. El éxito de los de Florida sobre San Antonio (105-110) acaba con nueve victorias seguidas de los Spurs, once como locales. Los de Gregg Popovich se quedan sextos del Oeste y 42-30, mismo récord que los Clippers y los Thunder, séptimos y octavos, respectivamente, y a 0,5 duelos de los Jazz, quintos.

Goran Dragic, quien regresó de su lesión a principios de marzo, ha demostrado que va cogiendo el tino. Tras sus 26 y 11 asistencias del lunes frente a los Thunder, ayer volvió a ser determinante, desde el banquillo: 22 tantos y 4/7 en triples. Miami, merced a un gran segundo cuarto (25-38) cogió impulso en el marcador al descanso (47-62). La misma diferencia casi con la que se entró luego en el último cuarto (78-90). En ese escenario reaccionaron los locales y a falta de 1 minuto se situaron solo a tres puntos de los Heat, que llegaron a tener una máxima de 18 unidades (102-105).  Pero DeMar DeRozan, 16 puntos, 15 rebotes (récord de rebotes en su carrera) y 6 asistencias vino a cometer una de sus escasas pérdidas de balón de la noche justo cuando no debía. Luego, Kelly Olynyk, desde el tiro libre, acabó con cualquier esperanza de San Antonio cuyo banquillo, eso sí, estuvo muy solvente. Rudy Gay, 15 puntos, Patty Mills, 17 tantos, Marco Belinelli, también 17 unidades, y Davis Bertans, 10 unidades, completaron un buen trabajo.

En Miami, además de Dragic, destacar los 11 puntos en 20 minutos de Dwyane Wade, homenajeado en el que fue su último partido en San Antonio, salvo que unas improbables Finales de la NBA vuelvan a juntar a estos dos equipos. En otros tiempos, ese cruce era algo lógico, como se vivió en las Finales de 2013 y de 2014, pero ahora los Heat deben conformarse con alargar un poco la campaña y colarse en la post temporada. Partidos como el de anoche le acercan un poco más al objetivo.

(Fotografía de portada: Streeter Lecka/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.