Miami recupera la sonrisa venciendo a Dallas


Butler lideró el triunfo de la franquicia de Florida yéndose hasta los 26 puntos

Frustración, demasiados puntos encajados, necesidad de victorias… Definitivamente Miami Heat tomó aire llevándose anoche el triunfo frente a Dallas Mavericks por 126-118.

Los chicos de Erik Spoelstra, inmersos en una mala racha de resultados que se contaba por siete derrotas en los anteriores nueve partidos, recibían a los Mavs con cierta emergencia. Por un lado estaban apremiados por el hecho de recuperar el cuarto puesto del Este, el cual les daría ventaja de campo en la primera ronda de playoffs; por otro, y quizás el más importante, las sensaciones tras las incorporaciones cerradas hace escasas fechas no terminaban de ser buenas. Es un solo partido, pero para el entrenador de Miami se trata de un paso importante para regresar a la buena senda.

“En general, necesitábamos resolver alguna situación todos juntos, de manera colectiva ante un equipo realmente bueno”. Dicho y hecho. Pese a desperdiciar una ventaja que llegó hasta los 12 puntos mediado el tercer cuarto (cuarta vez en cinco encuentros que les remontan una renta de dobles dígitos), los Heat supieron reponerse e iniciar el último periodo anotando los 13 primeros puntos del mismo para terminar ganando.

En cuanto a las actuaciones individuales, Jimmy Butler fue el máximo anotador de los de Florida con 26 puntos. Tras él destacaron las actuaciones de Duncan Robinson con 24 puntos, Bam Adebayo con un doble-doble de 14 puntos y 11 rebotes, y Goran Dragic, quien desde el banco aportó otros 16 puntos.

Curry, récord personal con 37 puntos

Dallas perdió, pero el encuentro sirvió para comprobar nuevamente que tiene en sus filas a un anotador compulsivo en Seth Curry. El escolta brilló dejando la mejor actuación de su carrera al irse hasta los 37 puntos con una excelente hoja de tiro (13 de 15 en tiros de campo y 8 de 9 en triples). A su exhibición se unieron Kristaps Porzingis con 24 puntos y 13 rebotes, y Luka Doncic, quien pese a jugar con dolor en un pulgar conseguiría 23 puntos y 10 rebotes.

“No podía agarrar bien la pelota. No sabía hasta ahora lo” importante que era el pulgar para sostener el balón. Fue duro porque hoy no pude ser yo mismo. Simplemente tengo que aprender de esto y seguir adelante”, comenta el jugador de segundo año.

Duelo esloveno

El partido de anoche supuso la segunda vez que Luka Doncic y Goran Dragic se veían las caras en la temporada. Al igual que ocurriese en Dallas, los Heat aprovecharon el enfrentamiento de los jugadores eslovenos para celebrar la Slovenian Heritage Night. Con ellos como protagonistas, cientos de aficionados ondearon banderas de la nación europea, incluso algunos vistieron camisetas diseñadas para la ocasión en las que se podía ver a Doncic y Dragic por delante y la bandera del país por detrás. Una noche especial en Eslovenia y en la NBA.

(Fotografía de Andy Lyons/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.