Miami tumba a los Bulls en la prórroga y se mantiene invicto como local


El arranque de temporada de los Heat en el American Airlines Arena continúa inmaculado. El conjunto de Spoelstra logró su décimo triunfo en sus diez partidos como local tras derrotar a los Chicago Bulls por 110-105 en la prórroga, llevando su balance a un 17-6 que le convierte en el tercer mejor equipo del Este. Bastante más abajo, con ocho victorias y 16 derrotas, está el cuadro de Illinois, que, con todo, puede irse contento por la buena imagen mostrada en uno de los pabellones que se han confirmado como inexpugnables.

El novato hace de héroe

Si alguien tuvo la culpa de que los de Florida se llevasen el duelo, ese fue el rookie Tyler Herro. El escolta no solo fue el máximo anotador del encuentro con 27 puntos, sino que emergió como figura de referencia para hacer que sus canastas llegasen cuando el equipo más las necesitaba. De hecho, el triple con el que puso el 97-95 a falta de 7 segundos bien pudo haber sido el game winner, pero dos tiros libres convertidos por Zach LaVine devolvieron el empate al electrónico e hicieron necesarios cinco minutos extra.

En estos, la muñeca del ex de Kentucky no se encogió; más bien todo lo contrario. Herro anotó 11 de los 13 tantos de Miami en la prórroga, incluyendo el triple que empató el partido a 105, el que puso el 108-105 en el último minuto, y los dos tiros libres que sentenciaron el choque después de que Markkanen fallase el lanzamiento que podría haber forzado un segundo tiempo extra. En total, Tyler sumó 18 puntos entre el último cuarto y la prórroga, exhibiendo una madurez y determinación impropias de un jugador de 19 años.

Con 23 tantos, Jimmy Butler fue el segundo de los suyos en anotación, aunque alcanzó dicha cifra con un paupérrimo 3/14 en tiros de campo. Solo los 21 tiros libres que lanzó le hicieron maquillar sus números anotadores, situación que le llevó a no buscar protagonismo en el tramo final y ceder el rol de go to guy a un jugador más inspirado como Herro, labor que Spoelstra quiso reconocerle. “Jimmy ha visto lo que este chico es capaz de hacer en estas situaciones. Si tu estrella confía en ti en un contexto así, no necesitas nada más”.

Meritorio pero insuficiente

Con 22 puntos, Lauri Markkanen fue el máximo anotador de los Bulls, y estuvo bien acompañado por los 18 de LaVine y los 16 de Kris Dunn. Pese a la derrota, los de Chicago dejaron tramos con muy buenas sensaciones tanto en ataque como en defensa, y de hecho llegaron a tener bastante maniatados a los Heat por momentos. Sin ir más lejos, Miami tardó casi seis minutos en anotar su primera canasta en juego en el último cuarto, aunque los visitantes no pudo aprovechar esta situación para abrir una brecha más notable.

Boylen no escondió su molestia por haber dejado escapar un triunfo que tuvieron tan cerca, aunque quiso poner en valor el buen hacer de su plantilla: “Me ha gustado la forma en que hemos competido” reconoció. “Definitivamente, es frustrante perder así, pero creo que hemos hecho muchas cosas bien y hemos estado en disposición de llevarnos el triunfo, aunque finalmente no haya sido así. Muchos de los chicos han jugado un gran encuentro”.

(Fotografía de portada: Michael Reeves/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.