Mikal Bridges, adiós a casa en la noche del Draft

La noche del Draft dejó pocos movimientos de peso, pero sí algunos realmente curiosos como el que han protagonizado Philadelphia y .

Bridges, alero formado en la universidad de Villanova, esperaba tranquilo a ser elegido entre los picks de lotería, ya que los analistas estimaban que saldría alrededor del décimo puesto. Acertaron. Justo con el número 10 era elegido por los Sixers, un equipo que para él suponía mucho más que su primer paso en la NBA.

Porque su vínculo con los de Pensilvania es familiar. Su madre, quien lo acompañaba en su mesa mientras esperaba a escuchar su nombre, trabaja dentro de la sección de recursos humanos de la franquicia al pertenecer laboralmente a la compañía propietaria del equipo. Por si eso fuese poco, y tal y como diría Will Smith, al oeste de Philadelphia creció y vivió, más exactamente en el barrio de Malvern.

Con tales datos no extraña que señalase el momento de ser seleccionado por los 76ers como un realmente especial, porque lo era. La cuestión es que dicho entusiasmo apenas duró. Justo mientras daba la rueda de prensa de presentación como jugador de los 76ers, se conocía que estos los traspasaban a Phoenix Suns a cambio de Zhaire Smith (nº16) y una primera ronda no protegida del Draft de 2021. Puede que en el futuro regrese a casa, pero por ahora deberá esperar tras acariciarlo con los dedos.