Mike Budenholzer descarta firmar con Phoenix Suns

Después de varios días de conversaciones, ha descartado la opción de convertirse en el entrenador de Phoenix Suns. Era uno de los candidatos para tomar las riendas de la franquicia.

El técnico de los Hawks se reunió esta misma semana con Ryan McDonough, general manager de los Suns, y con Robert Sarver, el dueño. Sin embargo, según avanzaba la semana no parecía que fueran a llegar a ningún acuerdo. Jay Triano, entrenador interino durante esta campaña, y David Fizdale son otras de las opciones que contempla la franquicia de Arizona para su banquillo.

Atlanta dio permiso a su técnico para reunirse con los Suns y estarían abiertos a permitirle hacerlo con otros equipos próximamente. Aún le quedan dos años de contrato 13 millones, están en mitad de un proceso de reconstrucción.

Budenholzer fue entrenador del año en 2016 después de una fantástica temporada regular de 60 victorias y un viaje a las finales de conferencia. Los Hawks alcanzaron los playoffs en cuatro de sus primeras cinco campañas. Antes de ser contratado por Atlanta en 2013, estuvo 17 años como asistente del gran maestro Gregg Popovich. Eso sí que es hacer un buen máster.

Esta temporada, los Hawks han caído hasta el último puesto de la Conferencia Este con un balance de 24 victorias y 58 derrotas. Tendrán que trabajar para tratar de volver a lo más alto de nuevo.

Varios candidatos

David Fizdale, Jay Triano, Steve Clifford, Kevin McHale, Frank Vogel y David Blatt. Todos esos nombres son opciones posibles para ocupar el puesto de técnico en Phoenix. También han recibido permiso para hablar con James Borrego, asistente de San Antonio Spurs.

La franquicia cuenta con piezas jóvenes interesantes y el técnico que tome las riendas tendrá que seguir desarrollando ese talento y construir a la vez un equipo cada vez más competitivo para tratar de volver a la élite de la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Embiid: “Voy a ser una pesadilla para los Heat”

La tormentosa serie de Hassan Whiteside

Siguiente