Mike Woodson afirma no estar preocupado por su futuro en el banquillo de los Knicks

La derrota ante los Nets y las malas sensaciones que el equipo no acaban de soltar vuelven a cercar la actualidad de los . Y, aparte de los jugadores, el principal señalado está siendo de nuevo .



Preguntado por las críticas existentes por el juego y los resultados de la franquicia, el entrenador afirmó no sentirse preocupado por su futuro en el banquillo ya que le ha tocado lidiar con problemas así en otras ocasiones.

Llevo unos 30 años en este negocio. Eso es algo que les pasa a los entrenadores, pero no estoy centrado en eso“, explicó Woodson en declaraciones recogidas por ESPN.com. “Estoy concentrado en tratar de salvar la temporada con 41 partidos por delante y poder llegar de nuevo a la cima. Eso es lo único en lo que me estoy centrando y voy a seguir pensando de esa manera”.

Carmelo y Chandler, críticos

Los jugadores también han mostrado su enfado con el rendimiento del equipo. Mismamente, señalaba tras el partido que “hoy ni siquiera hemos luchado“.

se expresaría de manera crítica. El pívot señaló la defensa de los Knicks como uno de los grandes puntos débiles del equipo, aparte de que los Nets “parecían conocer todas nuestras vulnerabilidades”.

Sin embargo, Woodson no cree que las palabras de ambos jugadores se puedan considerar ataques directos al entrenador. Sino más bien, son producto de la frustración por haber perdido otro encuentro más.

“Cuando ganas partidos, las cosas están bien. Cuando pierdes, se tuercen. No me gusta exponer [los problemas] ni que los jugadores los aireen tampoco”, dijo con claridad Woodson. “Tyson y yo hemos hablado. No sé exactamente lo que dijo, pero tengo que entrenar y conseguir que mis jugadores jueguen mejor. A veces es saludable cuando los jugadores se enfadan. Si quieren arremeter contra mí, está bien, no soy un entrenador que se tome las cosas de manera personal“.