Mike Woodson sobre la temporada de los Knicks: “Ha sido una especie de desastre”

El tambaleo de en su puesto es evidente desde hace ya varias semanas. Aunque el técnico ha señalado en diferentes ocasiones que no teme por su puesto, lo cierto es que precisamente contento no está con cómo le están yendo las cosas.



“Para mí, este año ha sido una especie de desastre desde el punto de vista de un entrenador, intentando conseguir que los jugadores compitieran y jugasen a un nivel alto”, explicó Woodson en una entrevista para la frecuencia radiofónica de ESPN New York. “Ésta es la parte frustrante de ello, porque sé que somos mejores que lo que hemos mostrado y todavía tengo una oportunidad”.

Los Playoffs ahora mismo parecen algo demasiado lejano para el conjunto de la Big Apple, pero su entrenador cree que sería contraproducente si tiene que hacer caso a todos los rumores que le ponen fuera del equipo.

“No puedo preocuparme por eso”, esgrimió Woodson. “De verdad que no puedo. Ha estado ahí sonando, y los medios de comunicación escriben sobre ello. No es asunto mío. Mi preocupación está en trabajar todos los días teniendo mi cabeza en alto, tratando de averiguar cómo podemos salir de este agujero. No hay que preocuparse por si voy a tener trabajo mañana. No me paso el día entero pensando en eso“.

Apoyo de

Bien harían los en conjurarse para intentar sacar esto adelante, y esa máxima parece que J.R. Smith quiere aplicarla. El escolta está del lado de su entrenador y cree que ahora ha de ser cuándo más se le apoye.

Creo que él lo está manejando bien. Sabéis que está en una situación difícil“, recalcó Smith. “He jugado para algunos entrenadores, y hay que decir que el entrenador Woodson pone todo de sí mismo antes que nadie. Asume la culpa, lleva el peso y no le importa hacerlo”.

Para Smith, los jugadores tienen mucha parte de responsabilidad en cómo está yendo el equipo, y afirma que está concienciados para unirse ya que Woodson ya hace todo lo puede.

“Creo que nosotros, como jugadores, tenemos que empezar a tomar ese peso, ya que él no puede salir a jugar por nosotros. No puede salir y coger 10 ó 12 rebotes o lanzar la bola. Ése es nuestro trabajo. Tenemos que ponernos de pie y admitir cuando nos equivocamos y no jugamos bien, para tomar la responsabilidad”, añadió Smith a sus palabras.