Milwaukee Bucks remonta 22 puntos para ganar a Chicago

Los Milwaukee Bucks son un nuevo equipo con su nuevo entrenador y el encuentro de anoche es una muestra más de la gran influencia que está teniendo en los buenos resultados de los suyos.

Anoche, se llevaron el triunfo frente a Chicago Bulls después de remontar 22 puntos. Esto significa, evidentemente, la mayor remontada del equipo en lo que va de temporada y está empatada con la segunda mejor marca de la historia de la franquicia. El resultado final del duelo fue 123-114.

¿Por qué decimos que el técnico fue importante para conseguirlo?

Los Bucks se marcharon a vestuarios en el descanso perdiendo por 18 puntos, dando unas sensaciones regulares, y en la segunda parte salieron mucho más enchufados. La charla del técnico parece que tuvo su efecto. En palabras de Giannis Antetokounmpo: “Estaba muy enfadado (Budenholzer). Nos hizo saber que no nos estábamos esforzando lo suficiente, que no estábamos jugando con energía”.

Los Bucks se comieron a los Bulls a la salida del descanso: el marcador del tercer cuarto se cerró con 46-17. El propio Giannis, Middleton y Bledsoe respondieron con un rendimiento mucho mejor en este tramo del encuentro.

Los dos primeros terminaron con 23 puntos y Eric Bledsoe se fue hasta los 25. Brook Lopez, en su línea, metió cuatro triples de ocho intentos y hasta ocho jugadores superaron los diez puntos. Esfuerzo colectivo para seguir con buenas sensaciones y no dejarse victorias por el camino.

Chicago se desinfló

y Justin Holiday, quienes llevaron a los Bulls a la gran ventaja de la primera mitad, se enfriaron en el tercer cuarto. Cada uno metió una sola canasta en ese periodo y nadie más fue capaz de dar un paso adelante para detener la remontada. Parker anotó 17 de sus 21 puntos en la primera mitad y Holiday, lo mismo, con 18 de los 20 que anotó en toda la noche.

Holiday demostró con sus declaraciones después del partido que sabía el motivo por el que fueron superados de esa manera en el segundo tiempo. “Lo importante en el baloncesto es que seas capaz de defender bien independientemente de cómo estés jugando en ataque”, dijo. “Defensivamente, no hicimos bien nuestro trabajo”.

Los Bucks llegaban a este partido como el equipo que más diferencia de puntos ha sacado a sus rivales en las victorias y han conseguido mantenerlo. Han ganado 11 partidos en este curso por un promedio de 10,9 puntos de ventaja en cada uno de ellos.