Milwaukee espera la decisión de Monroe


La situación de Greg Monroe en Milwaukee Bucks ha cambiado por completo. Firmado en 2015 para que fuese una de las piezas principales del equipo, el pívot vio rápidamente como Jason Kidd dejaba de confiar en él hasta el punto de apenas jugar minutos en algunos partidos y, como consecuencia lógica, darse su traspaso –hasta febrero de este mismo año– casi por seguro. Pues bien. Los pasados playoffs han hecho que en Wisconsin vean ahora con buenos ojos que continúe en el equipo.

La explicación es sencilla. Hasta la llegada de la postemporada, y aunque nadie dudaba del talento del exjugador de Detroit a la hora de atacar, su dedicación e implicación defensiva estaban puestas en entredicho, algo que ha sabido revertir en los seis partidos de la serie disputada contra Toronto Raptors.

Sus números han subido, de 11,7 puntos a 13,2 y de 6,6 rebotes a 7,3, pero lo que ha marcado la diferencia es la actitud que ha demostrado. Lejos de la frialdad que acostumbraba a ofrecer, ante los canadienses hubo momentos en los que se echó al equipo –y a la grada– a la espalda.

Lo más curioso es que su redención como jugador de los Bucks ha llegado sin que recuperase la titularidad. Acostumbrado a ser de la partida durante sus primeras seis temporadas NBA, Monroe inició los 87 partidos jugados en la 2016-17 desde el banquillo, lo cual no le ha impedido cambiar la imagen que tenían de él.

Justo por eso, por ser la principal fuerza de la segunda unidad, en Milwaukee verían positivo que hiciese efectiva la opción de jugador que tiene por valor de 17.8 millones de dólares; sin embargo, y por voz de su general manager John Hammond, quieren darle libertad para que decida sin presiones.

“Debes intentar mantener un enfoque profesional de total respeto al jugador. No vas a ponerle en una posición comprometedora que sería totalmente injusta para que diese su respuesta. Es momento de dejarle pensar y permitirle tomar la decisión que crea mejor”, expresa en declaraciones recogidas por Star Tribune.

Movimientos pendientes

Monroe tiene hasta la noche del Draft; es decir, hasta el próximo 22 de junio, para elegir el próximo paso de su carrera. No es cualquier cosa, ya que esos 17.8 millones de dólares que debería percibir podrían ser usados por los Bucks para cerrar otras operaciones. Por un lado quieren retener a Tony Snell, quien será agente libre restringido. Y por otro, tienen la posibilidad de firmar una extensión a Jabari Parker, a quien la grave lesión que puede tenerle alejado de las canchas otros nueve meses complica el futuro.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.