Milwaukee frena el juego exterior de NOLA

Los frenaron el juego exterior de los para sumar un nuevo triunfo por 103 a 92. El equipo de dejó a su rival en un 6/29 en triples. Cabe recordar que en el anterior enfrentamiento los de New Orleans registrarían un récord de franquicia con 17 aciertos desde la larga distancia.

“Queríamos defender la línea de tres”, señaló Kidd a The Associated Press. “Tuvieron algunos muy abiertos que fallaron. Tuvimos suerte en esos casos”, añadió.

Todos los jugadores titulares de Milwaukee registraron dobles-dígitos: (19 puntos, 10 rebotes y 8 asistencias), (16 puntos y 11 rebotes), (18), (15) y (17).

En los Pelicans, sobresalió una vez más con 29 puntos y 11 rebotes, seguido por con 16 tantos y 9 capturas. Por su parte, Ryan Anderson acumuló un 1/9 en triples, y  un 0/6.

Cautos con Holiday

Apenas una jornada después de irse hasta los 41 minutos ante los Memphis Grizzlies, decidió devolver a Holiday a la segunda unidad. El base, que ha arrastrado numerosos problemas físicos en la presente campaña, se quedó en solo 8 puntos y 4 asistencias en 29 minutos de juego. “Solo tenemos que tener mucho cuidado con él”, admitió Gentry.

Notas del partido

Pelicans: Norris Cole causó baja por tercera jornada seguida debido a sus problemas de espalda. “Su espalda todavía está un poco tensa. Con suerte vamos a tenerle de vuelta para los dos últimos partidos que vamos a jugar fuera de casa”, dijo el técnico de NOLA.

Bucks: buenas noticias para los de Milwaukee que vieron como John Henson volvía a los entrenamientos tras ausentarse los últimos 19 partidos debido a una lesión en la espalda. “Ha hecho progresos. Con suerte el lunes pueda hacer algunas cosas y quizás podría jugar el martes o el jueves”, explicó Kidd.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Reggie Jackson manda en Philadelphia

Los Blazers no tienen piedad con Orlando

Siguiente