Milwaukee no levanta el pie del acelerador: 15 victorias seguidas


Antetokounmpo volvió a liderar a los de Wisconsin con 32 puntos, 15 rebotes y 8 asistencias

Milwaukee Bucks está dando miedo, incluso más del que algunos esperaban. La franquicia de Wisconsin acumula tras vencer a Orlando Magic por 108-101 hasta 15 triunfos consecutivos, una marca que les sitúa con el mejor balance de la NBA (21-3) solo igualados por Los Angeles Lakers. ¿Y cómo llegó la 15ª victoria? Pues con cierto esfuerzo.

Alejados de la ‘sencillez’ de los cuatro triunfos anteriores, los cuales se dieron por una renta media de 34 puntos, los chicos de Mike Budenholzer tuvieron que ponerse el mono de trabajo para vencer a la franquicia de Florida. Aunque durante el desarrollo del encuentro contaron con interesantes ventajas en el electrónico, los Magic nunca se rindieron hasta el punto de colocarse a seis puntos con un minuto por jugar. Hasta ahí llegaron.

Giannis Antetokounmpo, autor de 32 puntos, 15 rebotes y 8 asistencias, volvió a imponer su ley. Cuestionado por el desarrollo del partido, el griego cree que el hecho de que estuviese igualado es algo que les puede aportar cosas positivas. “A veces es bueno tener partidos algo más cerrados. Aprendes de ello. Te ayuda a acostumbrarte a estar en partidos apretados y no a ganar siempre por 20 o 30. Conseguimos la victoria, superamos los problemas y defendimos bien, pero creo que el hecho de tener dos días de parón por medio nos oxidó un poco”.

Además de la ya habitual exhibición de Antetokounmpo, los Bucks contaron con los 20 puntos de Khris Middleton, mientras que Dante DiVincenzo aportó otros 12 desde el banquillo. Por parte de Orlando, que llegaba de una racha de cuatro victorias seguidas, el máximo anotador fue Evan Fournier con 26 puntos, quien estuvo bien acompañado por Terrence Ross con 23 puntos desde el banco.

Budenholzer, contento por la defensa

En una noche en la que el juego de Milwaukee no fluyó como en otras ocasiones, los Bucks tiraron de intensidad bajo el aro propio para complicar cada canasta de su rival. Así, al descanso Orlando se quedó en un 29,5% en tiros de campo y en un 14,3% en triple. El entrenador de los locales, Mike Budenholzer, se mostró satisfecho con el esfuerzo de los suyos. “Creo que nuestra defensa, aunque no me encantó la forma en que jugamos esta noche, nos ayudó mucho durante la primera parte”.

(Fotografía de Hannah Foslien/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.