Milwaukee se aprovecha de las bajas de Boston

Fácil triunfo para los , que supieron hurgar en las ausencias de los y conquistaron con sencillez el TD Garden (107-120). Es la cuarta victoria seguida de Milwaukee y la tercera derrota consecutiva para Boston, que se queda con un balance de 18-13, cuartos del Este, mientras que los de Wisconsin firman un récord de 22-9, segundos del mismo Este.

Las bajas locales y la diferencia en el rebote

Al Horford, Marcus Morris y Aron Baynes, tres ausencias fundamentales que trastocan muchos los planes de Brad Stevens. Sin potencia en el juego interior, la faceta reboteadora de los Celtics se arrugó en la noche del viernes. Un total de 36 rebotes capturaron los Celtics por 55 de su rival, que tuvo ese apartado muy repartido entre todos sus jugadores, donde ninguno llegó a los dobles dígitos en esa estadística. Pero no hacía falta.

, 30 puntos, fue el mejor de nuevo de unos Bucks que salvo el 10-1 en contra de inicio, no volvieron a sufrir nada en toda la noche. En cuanto el colectivo visitante comenzó a funcionar, los Celtics se vieron desarbolados. De ese 10-1 en los primeros tres minutos se pasó, al término del primer cuarto, a un 22-35 fruto de un parcial imponente de 12-34. Semi Ojeleye tuvo que ser el titular por dentro de los de Stevens y en cuarto de hora registró 10 puntos y 3 rebotes que se antojaron escasos.

Buena mano desde el perímetro

Los Bucks embocaron 16 triples, con un porcentaje de acierto de 40 por ciento. Éxito desde el perímetro que hizo un poco más sencillo todo. Khris Middleton, 4/9, Tony Snell, 3/3, y Thon Maker, 4/5, los mejores exponentes de esta virtud de Milwaukee, todavía más valiosa si la enfrentamos al 10/34 de los Celtics, donde Kyrie Irving, 15 puntos, 9 rebotes y 7 asistencias, y Jayson Tatum, 20 tantos, 5 rebotes,2 pases de canasta, 1 robo y 1 tapón, fueron los más destacados, además de Jaylen Brown, 21 puntos y un espectacular mate con dedicatoria posterior sobre Antetokounmpo.

Quizá esta imagen fue la mejor de unos Celtics débiles por dentro y que vuelven a mostrar su lado más vulnerable, ese que parecía algo tras una racha de ocho éxitos seguidos que les permitió entrar en balance positivo y viajar de un récord de 10-10 a uno de 18-10. Ahora, tendencia negativa y cúmulo de tropiezos. El más grave quizá de este 0-3 es el cosechado el pasado miércoles en casa y ante los Suns.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

LeBron James critica a propietarios de la NFL por su mentalidad “esclavista”

Récord de triples de los Spurs y mantienen la buena racha

Siguiente